El Athletic primer finalista de la Copa del Rey

El Athletic Club se convirtió este martes en el primer finalista de la Copa del Rey gracias a su cómoda victoria por 6-2 ante el CD Mirandés, un modesto conjunto de Segunda División ‘B’ que se marcha del torneo con la cabeza muy alta y escribiendo un brillante capítulo en su dilatada e humilde historia.

Los pupilos de Marcelo Bielsa comenzaron el choque a toda revolución a pesar del 1-2 de la ida y dejaron su pase visto para sentencia con tres goles en los primeros 22 minutos. Con un fantástico ambiente en San Mamés, los leones salieron muy enchufados y no dieron respiro al Mirandés de la mano de un Óscar de Marcos espectacular. Ya en el minuto 11 Iker Muniain no desaprovechó un desajuste en la zaga visitante y apareció en el segundo palo para cruzar el esférico ante la salida de Nauzet.

Tres minutos después, el Athletic encontró los espacios y apuró línea de fondo. Markel Susaeta apareció en el corazón del área y colocó el balón a la izquierda de Nauzet con un remate raso. En el 22′, y en plena avalancha de los locales, llegó el tercero. Desde el costado izquierdo Susaeta colocó un medido centro a la cabeza de Jon Aurtenetxe, que puso el balón inalcanzable para el portero visitante. El fútbol, que tanto había dado al Mirandés en los últimos meses, le devolvía a la cruda realidad en menos de media hora.

Tras el arrebato inicial los visitantes pudieron coger un poco de aire y tuvieron sus mejores minutos en el primer tiempo. Fue entonces cuando controlaron mejor las embestidas locales y se acercaron al área de Gorka Iraizoz, como en un disparo de Pablo Infante, máximo goleador del torneo, en el minuto 33. Sin embargo, los leones no tardaron en volver a rugir y pudieron añadir el cuarto en los pies de Fernando Llorente.

En el segundo acto el Mirandés estrenó el marcador en un bonito guiño del destino. No hubiera sido justo su salida del torneo con un cero en el casillero de su último partido. En el 58′ un remate del Mirandés se estrelló en el palo, pero el rechace cayó a pies de Aitor Blanco, que fusiló al fondo de la red. El Athletic había bajado un par de marchas y el Mirandés se puso a mandar en La Catedral. Antxón Muneta rozó el segundo tanto con un disparo que acarició el palo.

Pero de nuevo el Athletic contestó. Fernando Llorente no faltó a su cita con el gol y añadió dos tantos en el 71′ y en el 75′ (el primero de preciosa vaselina) antes de que César Caneda se introdujese el balón en su portería en el 88′. Los visitantes también tuvieron arrestos para despedirse por la puerta grande con su segundo gol, obra de nuevo de Aitor Blanco. Los últimos minutos fueron una fiesta en San Mamés, que celebró el pase de su equipo a la gran final de la Copa del Rey y que rindió una gran ovación al Mirandés, un modesto con alma de gigante que protagonizó la historia más bonita del torneo. ©UEFA.com

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.