La Sagra, nuevo cometa descubierto por el Observatorio Astronómico de Mallorca

La Unión Astronómica Internacional (IAU) ha confirmado el descubrimiento de un lejano cometa primigenio por el Observatorio Astronómico de Mallorca (OAM), denominado oficialmente C/2012 B3 (La Sagra), fue descubierto por un telescopio robot del Observatorio Astronómico de Mallorca, situado en su estación robótica de La Sagra (Granada) el pasado 29 de enero de 2012. El descubrimiento fue definitivamente confirmado el 4 de febrero por observatorios en Arizona, Nuevo México y Hawaii (Estados Unidos), Inglaterra y Bélgica.

Este es el quinto cometa descubierto por el Observatorio Astronómico de Mallorca y el primero de ellos que sigue una órbita parabólica; los cuatro anteriores son cometas periódicos. Aunque cada uno de estos cometas supone un hito en la historia de la astronomía española, hay que destacar el cometa P/2010 R2 (La Sagra), particularmente insólito ya que pertenece al grupo de los llamados Cometas del Cinturón Principal, de los cuales tan sólo se han descubierto 6 hasta ahora.

El Observatorio Astronómico de Mallorca (OAM) se posiciona justo por detrás de Estados Unidos en la vigilancia del medio ambiente espacial al haber desarrollado un eficaz sistema robotizado para el rastreo y autodetección de asteroides, cometas, satélites artificiales y restos espaciales, contabilizando hasta la fecha más de 6.000 nuevos asteroides y aportando al Minor Planet Center de la Unión Astronómica Internacional más de 1.000.000 de mediciones para mejorar la precisión de las órbitas del resto de asteroides conocidos.

Cometa C/2012 B3 (La Sagra)

Al cometa C/2012 B3 (La Sagra) se le ha asignado una órbita parabólica, de forma provisional, esto quiere decir que su órbita es abierta, tras su paso por el perihelio se alejará del Sol para no volver nunca más, aunque es muy posible que tras un seguimiento más exhaustivo se compruebe cierta periodicidad.

El nuevo cometa 2012 B3 (La Sagra), posee un núcleo estimado de 10 kms y parece ser un objeto primigenio, inalterado desde la formación del Sistema Solar hace unos 4.500 millones de años y que ha permanecido congelado en la Nube de Oort interior, situada a 1 año-luz de la Tierra, hasta que, por algún mecanismo hasta ahora desconocido, inició su caída hacía el Sol.

El telescopio robot “Centu2” del OAM, detectó el cometa a 564 millones de kilómetros (unas 3,76 Unidades Astronómicas) de la Tierra, a medio camino entre las órbitas de Júpiter y de Marte. Cuando un cometa traspasa la órbita de Júpiter y se interna lentamente en las zonas más cálidas de nuestro sistema solar, al estar compuesto en su mayor parte por hielo, ese leve aumento de temperatura hace que sus capas más externas inicien su evaporación, desplegando una tenue nube de gas alrededor de su núcleo llamada “Coma”. La coma es lo que da a los cometas su característico aspecto difuso y aunque contiene muy poca masa, sin embargo aumenta de forma considerable la superficie que refleja la luz del Sol, y es este aumento repentino de brillo lo que nos permite detectar objetos pequeños tan lejanos.

Al tener una inclinación de 106,86 grados (más de 90°) del plano de su órbita respecto al plano del Sistema Solar, sabemos que su movimiento es retrógrado, es decir, que recorre su órbita en sentido contrario al de los planetas (todos los planetas se mueven en sentido anti-horario).

Su próximo perigeo, o máxima aproximación a la Tierra, se producirá el 24 de marzo de 2012, cuando pase a unas 3,44 UA (1 UA, Unidad Astronómica = 150 millones de Km., distancia media Tierra-Sol) equivalente a 516 millones de kms, alcanzado una magnitud de 18,3 lo cual facilitará un intenso seguimiento astrométrico para recalcular la órbita definitiva del nuevo cometa.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.