El Baleares consolida el liderazgo

El duelo entre el primer clasificado, el Atlético Baleares, y el segundo, el Orihuela, acabó con la victoria de los locales, en un gran partido de todo el conjunto blanquiazul. Con esta victoria se rehizo de la derrota sufrida ante el Sant Andreu, y aleja un poco más al Orihuela, al que ya aventaja en nueve puntos en la clasificación.

La primera parte comenzó con un Baleares muy enchufado. A los dos minutos, una jugada por la banda izquierda acaba con un tiro flojo a las manos del portero Unai. El conjunto local controlaba muy bien el encuentro, David Sánchez y Lawal, fueron los dueños del centro del campo. A los 22′, un centro de Angulo al segundo palo lo remató de cabeza, de manera impecable, Perera al fondo de la red, logrando el 1-0. La lucha era tremenda y ambos equipos eran conscientes que bajar la intensidad se podía traducir en problemas. Un despiste en la defensa fue enmendado por Dorado que realizó un gran partido junto con su par Marc Vales. Los dos centrales secaron cualquier intento de aproximación de la delantera orcelitana. A la media hora de partido, un pase de Thiago al corazón del área donde Perera esperaba con la pierna armada, la cortó el defensa Benja, que en su intentó de despeje casi introduce el esférico en su propia portería, pero la mano salvadora del portero lo evitó, mandado el balón a córner. Tras el saque de esquina, Marc remató de cabeza y nuevamente la defensa estuvo a punto de hacerse un autogol. Sin duda eran los minutos de más presión que ejercieron los púpilos de Gustavo Siviero. Pero la última ocasión de la primera mitad la tuvo Pelusa en un remate de cabeza que acabó mansamente en las manos de Biel.

Tras la reanudación, el Baleares cedió los primeros compases al conjunto del Orihuela, pero fue durante diez minutos, lo que tardaron en hacerse con el mando del partido nuevamente David y Lawal. En el minuto 57, Mathias se internó en el área y fue objeto de derribo por parte del defensa Navarro, y el colegiado a instancias de su asistente señaló penalti, que se encargó de transformar Antoñito con un potente disparo por el centro de la portería, logrando así el 2-0. En el minuto 70, Dani entró en sustitución de Antoñito, que se fue aclamado por la afición. El Baleares seguía con la posesión del balón, mandando en la parcela medular, creando ocasiones, pero cuando las conseguía no las materializaba. Dani tuvo tres ocasiones claras en a penas cinco minutos, pero el acierto del portero en unas ocasiones y de la defensa en otras, evitaron que el tercer tanto subiera al marcador. Pero la oportunidad más clara la tuvo Lawal, que tras una gran jugada personal, se había zafado de la marca de cuatro rivales y regateado al portero, el último control se le marchó algo largo y muy escorado y cuando intentó ver puerta ya tenía toda la defensa encima y no pudo chutar con precisión. Pero cuando más se acercaba el 3-0,lo que llegó es el 2-1, obra de Iban Espadas, que tras ayudarse de la mano para controlar el balón, fusiló al meta Biel. Fueron momentos de desconcierto puesto que el Orihuela presionó y se vino arriba, y allí apareció la gran defensa del Baleares. Hasta en tres ocasiones el acierto al cortar el avance visitante, de Izquierdo, Angulo y Dorado evitaron el empate. Sin tiempo para más el árbitro señaló el final del partido.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.