El Ayuntamiento de Palma lamenta la muerte del Defensor del Ciudadano, Miquel Lladó

El Ayuntamiento de Palma lamenta la muerte de Miquel Lladó, Defensor de la Ciudadanía y quiere trasladar a su familia el pésame más sincero en estos difíciles momentos.

Todos los grupos municipales que componen el Consistorio lamentan esta pérdida irreparable, al tiempo que unánimemente quieren reconocer su destacada labor en el asesoramiento y defensa de los derechos de la ciudadanía de Palma.

Lladó fue elegido Defensor de la Ciudadanía por unanimidad del Pleno del Ayuntamiento en el año 2007. Desde el primer momento desarrolló sus funciones con una gran dedicación y compromiso al servicio de los ciudadanos de Palma, que será muy difícil de sustituir. Miquel Lladó deja un magnífico recuerdo entre todas las personas que han tenido la oportunidad de trabajar con él durante estos años.

Miquel Lladó quiso ejercer como Defensor de la Ciudadanía de forma altruista, renunciando de forma expresa a los honorarios correspondientes a este cargo, que él entendía siempre como un servicio con un compromiso ético con los ciudadanos.

El Defensor de la Ciudadanía contaba con una gran consideración entre diferentes ámbitos de la sociedad mallorquina. Durante toda su trayectoria, tanto en su actividad profesional como sus funciones de representante de diferentes entidades empresariales mostró siempre un perfil decidido y conciliador.

El alcalde de Palma, Mateo Isern, y representantes de todos los grupos municipales que componen el Consistorio asistirán al funeral que tendrá lugar hoy a las 8 de la tarde en la Catedral.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.