Es Baluard presenta su exposición “Realidades / Ficciones”

Es Baluard ha abierto al público la nueva exposición “Realidades / Ficciones”, con obras de la colección del museo. La muestra comprende obras de reciente adquisición realizadas por los artistas Marina Abramović, Pilar Albarracín, Diana Coca, Alicia Framis, Mònica Fuster, Alberto García-Alix, Robert Mapplethorpe, Núria Marquès, Joan Morey, Shirin Neshat, Amparo Sard y Marcelo Viquez y está estructurada en tres ámbitos: El yo interior, Historias construidas y La cultura de la provocación. “Realidades / Ficciones” podrá visitarse este fin de semana, jornada de puertas abiertas con motivo del 8º aniversario del museo. Recordar que el horario será: sábado (10 a 20 horas) y domingo (10 a 15 horas).

Ejercicios de introspección, escenificaciones construidas y la exhibición de la vertiente más íntima sin prejuicios, son los tres principales puntos de partida presentes en esta sala que, bajo el título «Realidades / Ficciones», recoge una nueva selección de obras de la Colección Permanente de Es Baluard. A través del dibujo, el vídeo y la fotografía, los doce artistas representados nos acercan a una dimensión donde los límites entre lo real y la ficción casi desaparecen para plantearnos cuestiones en torno al individuo y la sociedad en nuestros días, partiendo de una lectura gradual que comienza por los mecanismos de carácter psíquico hasta llegar al lenguaje corporal más explícito.

El yo interior

A través de la técnica tradicional del dibujo junto con su asociación a otro soporte más reciente, el vídeo, el recorrido comienza en este primer ámbito dedicado a la introspección. Tres artistas, Amparo Sard, Núria Marquès y Marcelo Viquez, nos proponen tres relatos que tratan y denuncian el estado del individuo en la sociedad actual, a partir de su propia experiencia, con una crítica en primera persona de los temores y preocupaciones que nos invaden.

Historias construidas

Este ámbito plantea otra vía que se ha desarrollado en las últimas décadas del siglo XX, especialmente en la fotografía y después el vídeo, donde el artista deja de lado la captación del «momento decisivo» para construir él mismo la realidad. Partiendo de la escenificación de «ficciones reales», donde en algunos casos son los propios artistas los que actúan como protagonistas de estas «realidades fingidas» a partir del vídeo, la fotografía y la performance, para denunciar conflictos de género, bélicos, de carácter social y religioso… incidiendo en la forma en que todos ellos se pueden extrapolar a la sociedad en general: la posición de la mujer en el mundo islámico y la dualidad entre Oriente y Occidente, como es el caso de Shirin Neshat; las costumbres y los estereotipos como herramientas de esclavitud de la mujer según las visiones de Pilar Albarracín y Diana Coca; la violencia que se encuentra insertada en nuestras vidas de forma natural como relata la obra de Marina Abramović o ya delimitada en la violencia de género y la discriminación racial como nos muestra Alicia Framis.

La cultura de la provocación

Desde la década de los años 70, el arte amplía sus vías de experimentación, mediante la libertad creativa, ideológica y técnica para conectar con el espectador de forma más directa, provocadora, a través de la performance, la fotografía, el vídeo… La continuación de estas prácticas la podemos encontrar en las obras que cierran el recorrido de la exposición, donde los límites entre las esferas privada y pública se difuminan. El artista se libera de cualquier prejuicio y expone las problemáticas en torno a la sexualidad, la rebeldía, el desafío… las cuales se recogen en las propuestas de Mònica Fuster, Robert Mapplethorpe, Alberto García-Alix y Joan Morey.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.