‘Público’ cierra su edición de papel

Mediapubli, empresa editora del diario Público y de su edición digital Público.es, presentó el pasado día 3 de enero ante los Juzgados de lo Mercantil de Barcelona la solicitud de declaración de concurso voluntario de acreedores. La intensificación de la crisis publicitaria, la profunda transformación que está sufriendo el sector de la prensa escrita y las dificultades para acceder a nueva financiación, obligaron a esta compañía a acogerse al concurso de acreedores para salvaguardar de la mejor forma posible los intereses de todas las partes afectadas. Esta solicitud también fue presentada conjuntamente para la empresa filial editora del periódico La Voz de Asturias y de su edición digital.

El día 11 de enero, la solicitud del concurso fue aceptada por el juzgado número 9 de lo mercantil de Barcelona. Una vez nombrados los administradores concursales, se acordó un plazo de tiempo para que Mediapubli pudiese encontrar inversores que aportaran una cantidad económica suficiente como para garantizar la viabilidad del proyecto en el futuro.

Una vez transcurrido ese plazo, no ha sido posible lograr esos inversores y por esta razón la compañía se ve obligada de acuerdo con la administración concursal a cesar la edición impresa del periódico. Los trabajadores decidirán en asamblea cuándo se publica el último número, aunque como máximo podrá salir a la calle hasta el próximo domingo 26. Esta medida no afecta a la edición digital que continuará con su actividad. Público.es tiene más de 5,5 millones de usuarios únicos, que la sitúan como la cuarta web de información general en España, según los datos de OJD.

Esta decisión tampoco afecta a la empresa editora de La Voz de Asturias, cuya cabecera y edición digital proseguirán su actividad, dado que el plazo para la búsqueda de inversores ha sido ampliado de acuerdo con la administración concursal.

Mediapubli agradece las innumerables muestras de apoyo que ha recibido durante todas estas semanas.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.