Protestan contra el negocio de las industrias peleteras en Palma

Alrededor de cuarenta activistas de la organización internacional de defensa de los derechos de los animales AnimaNaturalis, con sus cuerpos semidesnudos y ensangrentados, han protagonizado esta mañana en la plaza Mayor de Palma un impactante acto de protesta contra el negocio de las industrias peleteras. Cada año más de 60 millones de animales son brutalmente asesinados para convertir sus pieles en prendas de vestir.

Los activistas de la mencionada organización han llevado a cabo una impactante performance, donde despojados de su piel y ensangrentados han mostrado su repulsa hacia las industrias peleteras. Un acto que ha llamado la atención a una multitud de personas que a esas horas paseaban por la céntrica plaza palmesana.

El resto de activistas portaban carteles con imagenes que mostraban la cara cruel y oculta de un negocio que cada año quita la vida a mas de 60 millones de animales por una cuestión meramente estética.

“Muchas de las personas que hoy se han parado delante de nuestro acto llevaban prendas de piel, seguramente no se habían parado a pensar ni un instante de donde provenían sus prendas. Posiblemente después de ver la crueldad a la que son sometidos todos los animales por culpa de la industria peletera, recapaciten y dejen de usar ese tipo de prendas” explica Guillermo Amengual , coordinador de AnimaNaturalis en Mallorca.

Visones, hurones, zorros, conejos, focas, nutrias, vacas, chinchillas, y en China hasta perros y gatos, forman parte del amplio grupo de animales que son asesinados para convertir sus pieles en prendas de vestir o accesorios de moda. Anualmente más de 60 millones de animales son asesinados en todo el mundo para comerciar con sus pieles.

Los animales explotados en las granjas peleteras viven hacinados, soportando unas condiciones de vida miserables, y acaban siendo brutalmente asesinados para que su piel sea convertida en prendas de ropa. Mientras muchos otros son cazados de las formas mas crueles posibles para despojarlos de su piel: “Queremos que los consumidores sean conscientes del atroz sufrimiento que se oculta detrás de este negocio cruel e inhumano. En la actualidad, con tantas alternativas a la hora de vestirse, desde el algodón al lino, pasando por el forro polar o la microfibra, no tiene sentido arrebatar la piel a un animal para confeccionar prendas de ropa que se pueden fabricar de muchos otros modos”, asegura Amengual.

AnimaNaturalis quiere recordar que se precisan 40 zorros, 60 conejos, 60 visones o 120 chinchillas, para elaborar un abrigo por lo que se trata de 40 o 60 vidas “arrancadas para vestir la vanidad de una persona”.

“El objetivo de este acto es hacer comprender a la gente que llevar pieles de animales no es elegante sino un acto cruel y egoísta. La crueldad no es elegante. Los animales necesitan su piel para vivir, nosotros no” recalca Amengual.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.