La brecha salarial entre hombres y mujeres se sitúa en el 16% en España y supera el 17% en la UE

Los hombres en España ganan un 16,1% más que las mujeres, dato ligeramente inferior a la media europea, en torno al 17%. La jornada “A igual trabajo, igual salario” organizada el lunes por las instituciones europeas en Madrid ha presenciado testimonios de políticos, empresarios y educadores a favor de medidas que rompan esta brecha salarial. El seminario ha coincidido además con el anuncio de la Comisaria Viviane Reding de una pronta propuesta legislativa que exigiría una cuota mínima de mujeres en los consejos de administración de las empresas -una vieja reivindicación del Parlamento Europeo-.

Destacadas figuras de la política -como la ministra de Igualdad, Ana Mato-, del mundo empresarial -como la presidenta de Grupo Día Ana María Llopis o la presidenta de Infoempleo, María Benjumea- y cultural -como la autora del libro Mujer empoderada, Elvira Muliternoparticiparon el lunes en la jornada sobre desigualdad salarial que conmemoraba el próximo Dia Internacional de la Mujer (8 de marzo). Entre las principales conclusiones se destacaron las enormes desigualdades entre países y sectores en cuanto a retribución de hombres y mujeres, diferencias que oscilan entre el 2% en Polonia y más del 27% en Estonia, según datos de eurostat de 2011.

Mujeres en los consejos de administración: ¿Cuotas obligatorias?

Por su parte, la Vicepresidenta de la Comisión Europea y Comisaria europea de Justicia, Viviane Reding ha anunciado hoy lunes que la Comisión planteará pronto una propuesta legislativa que contempla introducir cuotas obligatorias para la inclusión de mujeres en los órganos directivos de las empresas, una vieja reivindicación de los eurodiputados que figura en varias resoluciones adoptadas en los últimos años, entre otras en la resolución votada por la comisión de Derechos de la Mujer el pasado 28 de febrero y que se adoptará en el pleno del 12-15 de marzo.

En dicho texto los eurodiputados reclaman a los Estados miembros que se introduzcan cuotas de representación de las mujeres en política, la administración y las empresas. Proponen entre otras cosas cuotas obligatorias para alcanzar un 30% de mujeres en los consejos de administración de las empresas para 2015 y hasta el 40% en 2020.

En el último debate público mantenido por en el Consejo de ministros de empleo (17 de febrero) la mayoría de países (entre ellos Suecia, Irlanda, Reino Unido o Irlanda) se posicionaron en contra de la introducción de este tipo de cuotas, idea defendida por Francia, Italia y Bélgica. En España, país que no se posicionó durante el debate, la participación femenina en los órganos directivos de las empresas aumentó desde el 4 % de 2006 hasta el 10 % en 2010, dos puntos por debajo de la media comunitaria.

Diferencias salariales

En muchas ocasiones, las cifras esconden una discriminación aún mayor, como ocurre a menudo en empresas donde muchas mujeres realizan una labor de igual responsabilidad o valor que los hombres pero se incluyen en categorías profesionales distintas, que justifican un sueldo menor.

La diferencia salarial en Europa- que es la diferencia media en la retribución bruta por hora trabajada entre hombres y mujeres en todos los sectores de la economía- sigue siendo alta. Y lo peor “es que se trata de cifras que se mantienen desde hace una década”, según advirtió la eurodiputada española Iratxe García Pérez (S&D). Esta brecha en la retribución afecta en particular a madres solteras y a mujeres mayores de 65 años, “un dato que evidencia que estamos fallando en nuestras políticas estructurales en materia de igualdad en el empleo” argumentó la eurodiputada García Pérez.

La eurodiputada Teresa Jiménez-Becerril (PPE) recordó que la primera directiva europea sobre igualdad laboral data de 1975 y que desde entonces numerosas leyes europeas han dispuesto medidas para eliminar la brecha salarial. “El problema es que las leyes no se cumplen”, añadió y anunció que la comisión de Derechos de la Mujer de la Eurocámara adoptará el próximo 23 de abril un nuevo informe con cifras y datos renovados sobre la actual desigualdad laboral en la Europa de los Veintisiete. La ponente será Edit Bauer (eslovaca, PPE).

Lucha por una igualdad real

Si bien en los últimos años los países de la Unión Europea han dado importantes pasos hacia la igualdad de género, las estadísticas evidencian que aún queda mucho camino por recorrer: sólo el 10% de los puestos directivos de empresas europeas están ocupados por mujeres, o el 12% de los puestos en consejos de administración de las grandes empresas europeas que cotizan en bolsa. Esto a pesar de que actualmente las mujeres suponen el 60 % de los nuevos licenciados universitarios en la UE. Por otro lado, solo el 59% de las mujeres en edad de trabajar tiene empleo, en comparación con el 73% de los hombres.

Un plan para España

En el caso de España, la ministra de Igualdad Ana Mato destacó que cualquier solución debe pasar por medidas que potencien la conciliación familiar y laboral, puesto que un alto porcentaje de mujeres reduce su jornada laboral para poder combinar su papel como profesionales, madres o cuidadoras de personas mayores, con contratos a tiempo parcial o abandonando frecuente del mercado de trabajo.

En este sentido, la ministra destacó que el Gobierno español impulsará en las próximas semanas un plan especial para la no discriminación salarial, que incluirá “acciones de información y sensibilización, así como medidas de sanción y control”. Para Mato, poner punto y final a la “injusta e injustificable” brecha salarial “redundará en la mejora del clima laboral” y acabará con el “despilfarro del talento” de las trabajadoras.

PE: Predicar con el ejemplo

La media europea de mujeres que forman parte de los parlamentos nacionales de los países de la UE es de un 26%, mientras que el Parlamento Europeo cuenta con un 35% de mujeres frente a un 65% de hombres. De sus 22 comisiones parlamentarias, ocho están presididas por mujeres.

Este jueves 8 de marzo se celebra el día internacional de la mujer, con el que se recuerda la lucha por su participación, en pie de igualdad con el hombre, en la ociedad y en su desarrollo íntegro como persona. El año pasado se cumplieron cien años de la primera celebración del día, pero tanto tiempo después aún no se ha conseguido plenamente el objetivo con que nació.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.