PIMEM considera que llega en el peor momento la sentencia que obliga a refacturar el último trimestre de luz de 2011

La Federació de la Petita i Mitjana Empresa de Mallorca (PIMEM) considera que la decisión del Tribunal Supremo de Justicia que obliga a refacturar los recibos de electricidad a cerca de 29 millones de usuarios llega en el peor momento, por las pésimas consecuencias que este hecho causará al tejido productivo, especialmente a pymes, autónomos y familias en momentos tal difíciles para la economía española.

A raíz del auto que considera que la Tarifa de Último Recurso (TUR) debe volver a calcularse para el conjunto del cuarto trimestre de 2011, y no sólo para una semana, las eléctricas tendrán que refacturar tres meses enteros de luz a los clientes, lo que, a la vista de que los peajes tienen un peso del 50% sobre el recibo, supone una presión al alza del 6% que los clientes no han pagado y deberían pagar ahora.

Cabe destacar que las decisiones del tribunal acerca de la insuficiencia de las dos últimas revisiones de la luz se suman a una sentencia anterior en la que anulaba la congelación de la tarifa pactada en junio de 2010 por el entonces ministro Miguel Sebastián y el responsable de Economía del PP, Cristóbal Montoro.

A la escasez de financiación y la caída del consumo, las empresas que aún mantienen viva la economía, casi en su totalidad micro, pequeñas y medianas empresas, tendrán que sumar un gasto más derivado de un insumo vital, como es el de la energía eléctrica.

Por todo ello PIMEM lamenta la decisión del alto tribunal por entender que empeora y dificulta la recuperación económica. También solicita la Federación mayor responsabilidad a los responsables políticos a la hora de aprobar medidas.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.