Julián Muñoz ha negado haber recibido sobornos de Juan Antonio Roca

El exalcalde de Marbella Julián Muñoz ha negado hoy haber recibido sobornos del principal imputado en el “caso Malaya” contra la corrupción, Juan Antonio Roca, al que ha desligado de la moción de censura de la que fue objeto en agosto de 2003, y ha dicho que lo destituyó por no acatar su autoridad.

Muñoz ha mantenido en su declaración que el entonces presidente del Grupo Independiente Liberal (GIL) y anterior alcalde de la ciudad, Jesús Gil -ya fallecido- fue quien ideó la moción de censura y ha asegurado que Roca “no tuvo nada que ver” en ella.

No obstante, ha admitido que uno de los motivos del cese de Roca fue que sabía que estaba reunido con Gil -inhabilitado en 2002 por su condena en el ‘caso Camisetas’-“y con “los señores de la moción de censura”, entre los que ha citado a los exediles Isabel García Marcos y Carlos Fernández, este último fugado de la Justicia.

“Lo ceso porque se pasa la autoridad del alcalde por allí mismo cada vez que le llamo”, ha manifestado Muñoz a preguntas del fiscal, y ha añadido: “El alcalde era yo” para justificar la destitución del exasesor urbanístico, que ha relacionado con la necesidad de imponer su autoridad.

La decisión de Muñoz de destituir a Roca, tomada el 1 de agosto de 2003, coincidió con la presentación de una moción de censura contra él que fue apoyada por ocho de los quince concejales de su partido, cinco ediles del PSOE, -dos abandonaron después por advertencias de su partido- y los tres del PA.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.