Operación policial contra el juego ilegal en Palma

Agentes de la Brigada de Juego de la Jefatura Superior en Palma, apoyados por policías de la Brigada de Seguridad Ciudadana de la misma Jefatura, en el marco de la Operación “Escalera de Color”, procedieron a intervenir en un local de Palma, donde se estaban realizando numerosas partidas de cartas ilegales, informando de ello al Servei de Joc, de la Direcció General de Comerç i Empresa, del Govern Balear, órgano, el cual tiene las competencias en materia de juego en esta Comunidad.

Las investigaciones se iniciaron dos meses atrás, al tener constancia, el Servicio de Control de Juegos de Azar de la B.P.P.J. de la Jefatura Superior de Policía en Illes Balears, de un posible ajuste de cuenta que se podría producir entre algunos jugadores que intervenían en una timba ilegal en un local de una nave del Polígono de Can Valero. Los agentes policiales constataron la afluencia de personas relacionadas con el mundo del juego ilegal en el citado local y que al parecer jugaban partidas de “póquer Texas” organizadas por individuos de origen de la Europa del Este en colaboración con individuos españoles.

Los organizadores, M.S. búlgaro de 37 años y N.T. rumano de 29 años, montaban torneos de Póquer Texas, todos los martes, no obstante podían realizar dichas timbas en otros días de la semana de forma aleatoria, contactando a través del teléfono con los jugadores. La captación de jugadores la realizaban principalmente en las inmediaciones del Casino Mallorca, a los cuales les ofertaban unas condiciones óptimas, como bebida gratis, poder fumar, jugadas donde se podían obtener grandes beneficios, etc. Lo que no sabían los jugadores era que los organizadores no garantizaban los premios, además de las posibles consecuencias que podían sufrir.

En el interior del local se localizó tres mesas de póquer bien equipadas, cuatro maletines con fichas de diferentes colores y valorativas, barajas de cartas, dos paneles anunciadores del torneo de póquer. Todo ello formaba parte de los elementos para la realización de partidas, no únicamente de simple recreo o diversión sino con una predisposición para la práctica a un nivel superior, todo ello organizado.

En el interior de la oficina sin actividad laboral, se realizaron un total 13 identificaciones de personas que participaban en el juego de Póquer Texas, sin la correspondiente autorización administrativa, entre ellas los dos organizadores y un chileno de 43 años, que tenían contratado como cuprier.

Se intervinieron aproximadamente 2.755 € procedentes de las apuestas ya realizadas, así como el material reseñado. Se precintó el local de los hechos, así como un total de tres mesas de juego del póquer.

La Operación “Escalera de Color” es una continuación de diversos flecos de anteriores intervenciones policiales.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.