El Baleares humilla al Mallorca B

El Atlético Baleares se adjudicaba el derby ante el filial del Mallorca por 3-1 y decidiéndose en el segundo tiempo cuando el cuadro de Miquel Soler estaba con diez por la expulsión con doble amarilla a Mateo Garcías.

El Mallorca B visitaba este mediodía al mejor de la categoría pero además, el eterno rival. Con dosis extras de motivación, el equipo en el que confiaba el Nano estaba compuesto por Felipe bajo palos; Company, Charlie, Mateo y Núñez en defensa; Alberto y Nico en la zona de creación con Xisco y Aridai en bandas; Dídac de mediapunta y Abdón como hombre de referencia.

El primer tiempo era de gran igualdad para ambos equipos. Aunque golpeaba primero el equipo local con un saque de esquina, el filial se asentaba definitivamente con un disparo de Abdón desde fuera del área que obligaba a Xavi Ginard a emplearse a fondo. Baleares y Mallorca B gestaban un intenso partido en el que no había un claro favorito para llevarse los tres puntos pero era el filial quien se adelantaría. Primero lo probaba Xisco en una jugada personal que no podía materializar y después, pasada la media hora, Abdón marcaba el 0-1 en una buena combinación con Dídac.

El Baleares nunca descansa y justo antes del pase por vestuarios, se trenzaba una buena jugada por banda derecha que Jesús Perera no desaprovechaba para poner el empate (1-1).

En el segundo acto el Mallorca B quería continuar haciendo daño a los blanquiazules; Xisco tenía una nueva ocasión que tenía que desviar Xavi pero aquí llegaría la jugada clave.

Expulsión de Mateo

Mateo Garcías, defensa bermellón, veía la segunda tarjeta amarilla tras un dudoso derribo a Antoñito al borde del área. El filial se quedaba con diez y el Baleares iba a aprovecharlo. La zaga mallorquinista tenía que estar mejor colocada que nunca porque los de Siviero metían una marcha más. Dueños del juego, no paraban de crear peligro.

David Sánchez ejecutaba un saque de falta que Felipe Ramos lograba neutralizar con un buen despeje pero en la siguiente jugada, Carlos Quesada conseguiría avanzarse en el marcador. El central aprovechaba un doble rechace de Felipe dentro del área pero en la tercera, ya no podía hacer nada (2-1).

Miquel Soler ya habiía cambiado a Pablo Martí por Charlie y después del segundo tanto daría minutos a Tià Sastre por Aridai y a Gallar por Xisco. La entrada de este segundo daría un aire nuevo al ataque y en la recta final el Mallorca B parecía tener sus opciones de empatar el partido.

Muy atentos y sin bajar los brazos, se buscaría el segundo gol visitante. Siviero hacía también sus cambios e introducía a Thiago en el campo. El brasileño no podía agradecerlo más que con un gol en el tiempo de descuento en el que el portero mallorquinista poco podía hacer (3-1).

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.