El Gobierno cifra el impacto del paro como inferior al de 2010

Cuando ya llevamos once horas desde el inicio de la huelga general el Gobierno ha señalado que el impacto del paro, gracias al cumplimiento generalizado de los servicios mínimos, es inferior al paro que se registró en el 2010.

Respecto al consumo eléctrico el descenso sobre la previsión a las diez y media de esta mañana se sitúa en el 17,7 por ciento. Ese dato en la huelga del 2010 registró un descenso algo superior, del 18,3 por ciento. En cambio, si la comparación la realizamos con el paro general del 2002, en el que el consumo cayó un 25,3 por ciento, podemos comprobar como el descenso actual es muchísimo menor y, por tanto, la normalidad en los centros de trabajo españoles es muy elevada.

La situación en los grandes almacenes y las principales superficies comerciales del país es también de tranquilidad. Los empleados y los clientes han podido acudir a dichos centros con normalidad y la actividad comercial no tiene apenas variaciones con el ritmo cotidiano, con la excepción que se ha registrado en El Corte Inglés de Pamplona por la acción de piquetes violentos del sindicato LAB.

Por otro lado, en los sectores en los que la huelga está teniendo un mayor impacto podemos hablar de un generalizado cumplimiento de los servicios mínimos establecidos.

Según los datos que van llegando el transporte urbano en grandes ciudades está funcionando con una intensidad próxima a la de cualquier otro día, sin perjuicio de alguna excepción como eran los casos del metro de Sevilla o el de Valencia

La situación en los mercados centrales también ha sido en términos generales similar a la del resto de los días, salvo en las ciudades de Barcelona, Murcia, Zaragoza, Sevilla o Granada.

Por su parte en el sector de infraestructuras ferroviarias sí se ha notado un cierto eco de la convocatoria, mientras que en el de las empresas de mantenimiento e carreteras la incidencia apenas si ha existido.

En el caso del sector de la automoción persiste la tendencia y el nivel de seguimiento se puede calificar de medio alto.

En el sector público estatal y autonómico, la huelga tampoco ha sido seguida por un número significativo de empleados públicos.

Por lo que se refiere al ámbito de las entidades financieras, la huelga apenas si se ha hecho notar ni en bancos ni en cajas.

Independientemente del mayor o menor grado de detalle del impacto que la huelga esté teniendo en todos y cada uno de los sectores de la actividad económica, así como de la existencia de algunos incidentes de orden público, el Gobierno muestra su satisfacción por la responsabilidad y respeto con el que los ciudadanos españoles están viviendo esta jornada eligiendo libremente acudir a su puesto de trabajo o secundar la huelga.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.