Kaspersky Lab ha neutralizado un Kelihos con más de 109.000 sistemas infectados

En su continua persecución contra los operadores de botnets y delitos cibernéticos, los expertos de Kaspersky Lab, junto con CrowdStrike Intelligence Team, Dell SecureWorks y los miembros del Honeynet Project, han trabajado de forma conjunta para poner fin a la segunda botnet Hlux (también conocida como Kelihos). Esta botnet ha triplicado el tamaño de la primera Hlux/Kelihos que se desactivó en el mes de septiembre de 2011. Kaspersky Lab ha neutralizado ya más de 109.000 sistemas infectados cuando en la versión inicial sólo se infectaron 40.000 hosts.

La primera botnet Hlux/Kelihos

Esta no es la primera vez que Kaspersky Lab detecta versiones de la botnet Hlux/Kelihos. En septiembre de 2011, Kaspersky Lab junto a la Unidad de Crimen Digital de Microsoft, SURFnet y Kyrus Tech, Inc., desactivaron con éxito la primera versión de la botnet.

Durante este periodo, Kaspersky Lab llevó a cabo una operación de sinkholing (sistema que hace que todas las comunicaciones que hace de “cabeza” al resto de los bots, no lleguen a su destino, destruyendo la comunicación interna y tomando el control) que desactivó la botnet y su infraestructura de backup desde el servidor Command & Control (C&C).

A pesar de que la botnet original estaba neutralizada y bajo control, los expertos de Kaspersky Lab emprendieron una nueva investigación en enero descubriendo que un segundo Hlux / Kelihos estaba operando. A pesar de que la botnet es nueva, el malware ha sido construido utilizando los mismos códigos que la botnet original. Al igual que la primera versión, la botnet también utilizó la red de ordenadores infectados para enviar spam, robar datos personales, y llevar a cabo el ataque DDoS hacia objetivos específicos.

Cómo se ha desactivado la segunda Hlux/Kelihos

Durante la semana del 19 de marzo, Kaspersky Lab, CrowdStrike Intelligence Team, Dell SecureWorks y Honeynet Project pusieron en marcha una operación de sinkholing que logró deshabilitar la botnet.

Ambas redes eran botnets peer-to-peer (P2P), lo que significa que cada miembro de la red podía actuar como un servidor y/o cliente, a diferencia de las botnets tradicionales que se basan en un único mando y control del servidor C&C. Para neutralizar esta botnet P2P flexible, el grupo de expertos en seguridad ha creado una red global de equipos distribuidos que se han instalado en la infraestructura de la botnet. A medida que más máquinas infectadas se neutralizaban, la arquitectura P2P debilitaba su fuerza de forma exponencial perdiendo el control de los equipos.

Con la mayoría de las redes de bots conectados al sinkholing, los expertos de Kaspersky Lab pueden utilizar la minería de datos para realizar un seguimiento de las infecciones por el número y su ubicación geográfica. Hasta la fecha, Kaspersky Lab ha contado con 109.000 direcciones IP infectadas. La mayoría de las direcciones IP infectadas se encuentra en Polonia.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.