El trabajo de la Policía Científica permite esclarecer 15.257 delitos en 2011

La Comisaría General de Policía Científica de la Policía Nacional ha identificado a más de 13.700 delincuentes por sus huellas dactilares, ADN o manuscritos durante el pasado año. Los expertos de la Policía Científica han realizado algo más de 301.800 reseñas dactilares, 30.629 reseñas genéticas, 108.167 inspecciones oculares y casi 94.000 informes periciales sobre balística, antropología, manuscritos, trazas instrumentales, químico-toxicológicos, informática forense o incendios. Éste es el resultado de la memoria anual de sus actuaciones en el 2011. Un trabajo que ha permitido esclarecer 15.257 delitos gracias a las impresiones dactilares o el ADN. Entre los delitos más graves resueltos se encuentran 350 agresiones sexuales, 329 homicidios y 119 casos de terrorismo.

La Policía Científica es la responsable de realizar la inspección ocultar en el lugar de los hechos; recoger los efectos que puedan ser probatorios para su estudio y puesta a disposición judicial; recuperar muestras biológicas o físicas con las debidas garantías de custodia, la identificación del imputado y de las huellas, vestigios o rastros que deja en el lugar del crimen, y la elaboración de informes periciales, entre otras funciones. Actualmente la Policía Nacional dispone de 2.100 efectivos en las áreas de criminalística, identificación, analítica o investigación científica y técnica, 320 de ellos en la Comisaría General y 1.780 en las distintas unidades periféricas.

Identificados por su ADN

Las muestras de ADN son herramientas claves en la resolución de delitos graves. El ADN comenzó a usarse como técnica policial en los años 90 y, más de dos décadas después de su introducción en las investigaciones policiales, se ha consolidado como una importante herramienta en la resolución de determinados hechos. Los perfiles genéticos obtenidos de la muestras biológicas proporcionan información relativa a la identidad de la persona, siendo los mismos que se utilizan a nivel europeo, sin que en ningún momento se pueda extraer de dichos perfiles información relativa a la salud, todo ello según se establece en la Ley Orgánica 10/2007, de 8 de octubre reguladora de la base de datos policial sobre identificadores obtenidos a partir del ADN y con arreglo a los recogido por la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal.

Las estadísticas sobre la eficacia policial gracias al estudio genético en violaciones, homicidios, otras infracciones contra las personas o delitos contra el patrimonio, no han dejado de aumentar. Según la memoria presentada por la Policía Científica, en 2011 se efectuaron 49.777 informes periciales sobre biología y ADN, -un 26,48% más que en 2010 y un 1.800% más que en 2004-.

La Policía Nacional cuenta actualmente con cinco laboratorios territoriales de ADN, además del central, ubicados en Barcelona, Sevilla, Valencia, A Coruña y Granada. En 2011 se ha identificado a 3.352 autores de delitos por el estudio de muestras genéticas y se han esclarecido 3.872 hechos, ya que algunos de los criminales cometieron más de un delito. Entre esos delitos esclarecidos destacan 317 agresiones sexuales, 235 homicidios y 16 casos de terrorismo. El laboratorio central es el que más identificaciones por ADN ha efectuado, seguido del de Sevilla y Valencia.

Casi 94.000 informes periciales

Durante el pasado año la Policía Científica ha elaborado 93.908 informes periciales sobre distintas especialidades y estudios científicos que son presentados ante la autoridad judicial. Entre estos trabajos destacan los 49.777 informes de Biología-ADN; los 24.706 informes periciales Químicos-Toxicológicos; los casi 5.000 relacionados con falsedad documental; los poco más de 4.000 informes de Balística o los 2.788 estudios de escritura manuscrita, entre otros.

La mayoría de estos informes periciales deben ser posteriormente explicados y ratificados ante los Tribunales de Justicia. Para gestionar la comparecencia de los peritos de la Comisaría General de Policía Científica ante los jueces y evitar su desplazamiento, con el consiguiente ahorro económico y de personal, se ha implantado el sistema de video-conferencias. La Comisaría General dispone de tres salas habilitadas para estos fines y durante el pasado año se efectuaron algo más de 1.100 videoconferencias, frente a las 817 de 2010.

En la vanguardia europea

La Comisaría General de Policía Científica de la Policía Nacional está en la vanguardia europea en cuanto a su preparación técnica e instalaciones y laboratorios de ciencias forenses. Sus especialistas están inmersos en un proceso de formación continua. Durante 2011 se realizaron más de 50 cursos centralizados sobre materias vinculadas a esta especialidad policial, a los que asistieron 1.350 funcionarios. Paralelamente, se ejecutaron otros 64 cursos o jornadas a nivel territorial.

La Comisaría General colabora con más de 30 universidades españolas, entre ellas la Universidad de Alcalá de Henares con la cual desarrolla anualmente el Master Universitario en Ciencias Policiales. Actualmente se está celebrando la cuarta edición de estos estudios y están abiertos otros diez proyectos de investigación con esta universidad madrileña y varios cursos de verano con otras instituciones.

La Policía española tiene una presencia relevante y activa en todos los foros internacionales de policía científica y ciencias forenses, como la Red Europea de Institutos de Ciencias Forenses (ENFSI) o la Academia Iberoamericana de Criminalística y Estudios Forenses (AICEF) que está presidida por el secretario general de la Comisaría de Policía Científica de la Policía Nacional.

Además, 2011 ha sido el año en el que se ha conmemorado el centenario de la creación de la Policía Científica en España con la realización de numerosas exposiciones y seminarios a nivel nacional, y la publicación del libro “100 Años de Ciencia al Servicio de la Justicia”.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.