El GOB y Salvem Sa Rápita califican de “disparate urbanístico que hay que evitar” el hotel en la playa

El complejo hotelero que impulsa una promotora con el apoyo del Govern en Son Durí (a 150 metros de s’Arenal de Sa Ràpita) es un disparate urbanístico que hay que evitar, así de rotundos se manifiestan el GOB y la plataforma Salvem Sa Ràpita!, ambas organizaciones entienden que se trata de un proyecto que transformará una gran cantidad de territorio y tendrá un elevado impacto sobre un entorno único de gran valor ecológico y paisajístico.

No todo son playas vírgenes en Campos explican desde el GOB, la situación de Sa Vinyola: es de tierra quemada. Los emblemáticos arenales de importancia internacional y que han servir de imagen para promocionar Mallorca turísticamente, contrastan con otras realidades urbanísticas que son la muestra más evidente de la agresión urbanística impulsada años pasados para, supuestamente, generar riqueza para el municipio.

Es el caso de Sa Vinyola, una gran operación urbanística fracasada que se vendió en su día como “la salvación” de la economía, tenía que generar miles de lugares de trabajo y riqueza para Campos y lo único que han dejado son monstruos de cemento a medias, sometidos a un proceso de degradación constante y dejando un paisaje desolador de cemento y tierra quemada.

“Sa Vinyola”, se encuentra a pocos metros de Son Durí y de s’Arenal de Sa Rápita. Es una macro-urbanización de 37 hectáreas comercializada con el nombre de “El Paraiso”. Hasta la actualidad, un total de 20 hectáreas de esta urbanización se han edificado, las mismas que ocuparía el complejo hotelero.

La realidad no es cómo habían prometido promotores y gestores públicos: buena parte de Sa Vinyola es una urbanización fantasma con centenares de pisos vacíos o a medio construir. URNOVA, una importante promotora transnacional, dejó inacabada una promoción de 112 viviendas (4 hectáreas). Es una de las estampas más lamentables de la derrota del boom inmobiliario.

Ahora afirma el GOB, el Govern Bauzá quiere recuperar la peor versión del modelo urbanístico balear, el mismo que nos ha conducido a la crisis social, económica y ambiental que vivimos.

El GOB denuncia que “cada vez se hace más evidente que el Govern Bauzà decide la política territorial a puerta cerrada en su despacho y para favorecer los intereses de unos pocos ignorando a la sociedad o lo que es peor, engañándola, haciéndole creer que lo hacen por el bien general (interés autonómico) porque llevará fondos y creará puestos de trabajo”.

El hotel en Sa Ràpita

La inversión de 120.000.000€ implica la construcción de un complejo turístico de cinco estrellas en la finca de Son Durí de Sa Rápita, la principal propuesta es el desarrollo de un hotel de 285 habitaciones (570 plazas) y 203 suites (570 plazas), pero que también parece que lleva asociado un campo de golf.

El GOB y Salvem Sa Rápita se marcan como objetivo evitar este macro-proyecto por los siguientes motivos:
·Se trata de una zona natural emblemática de importancia internacional.
·Su imagen es usada para promocionar Mallorca turísticamente.
·Rompería para siempre la vocación residencial y de descanso del pueblo.
·Consumiría cerca de 20 hectáreas de terreno muy bien conservado.
·Tendría un impacto visual enorme a kilómetros de distancia.
·Supondría una masificación continuada del Arenal.
·Representaría una grave amenaza a la conservación del ecosistema costero protegido bajo las figuras de ANEI, LIC y ZEPA

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.