PIMEM considera “sumamente lesivo” renunciar al cobro de los intereses de demora a las Administraciones

PIMEM considera sumamente lesivo el sistema de recobro que implica la renuncia a los intereses de demora para los proveedores con facturas pendientes de las Administraciones Públicas

La Federació de la Pequeña y Mediana Empresa de Mallorca, PIMEM, presidia por Jaume Xavier Roselló, considera sumamente lesivo para las empresas el nuevo sistema de recobro de las facturas impagadas establecido por la Administración Pública, dado que implica ya de entrada la renuncia al derecho a cobrar los intereses de demora.

Ello supondrá renunciar a un derecho y en términos económicos, a importantes cantidades de dinero en algunos casos. Asimismo, PIMEM, que pertence a la Plataforma Multisectorial Contra la Morosidad (PMcM), reclama la figura del mediador como medida no coercitiva, los tribunales de comercio, y un regimen sancionador por incumplimiento, medidas efectivas en otros países y que podrían ayudar a mejorar la situación.

Además, PIMEM aconseja a los empresarios que no acepten la quita, ya que ello supondrá hacer una donación gratuita a la Administración, dado que no supone ningún condicionante para poder cobrar antes la deuda.

Por último, PIMEM recuerda a las empresas y autónomos en las listas publicadas por los entes locales o que hayan obtenido el certificado de deuda de su administración correspondiente, que pueden realizar sus trámites para adherirse al Plan de Pago a Proveedores (renunciando así al procedimiento de cobro ordinario , tanto a través de Internet hasta el 22 de abril conectándose a la base de datos de la Agencia Tributaria (www.agenciatributaria.es), como por escrito acudiendo hasta el 21 de abril a las entidades locales que les adeudan dinero.

Asimismo, PIMEM, a través de la PMcM, ha solicitado que todas las administraciones cumplan con la ley vigente en los plazos de pago, que es de 40 días durante el año 2012 y que será de 30 días a partir del 1 de enero del 2013, El último informe de la PMcM señala que el plazo medio de pago a proveedores en España aumentó en 2011 en cinco días con respecto al año anterior, tanto por parte de las Administraciones Públicas como del sector privado, situándose en 162 y 98 días, respectivamente.

La plataforma destaca la importancia en solucionar el problema de morosidad ya que desde que se inició la crisis, la PMcM estima que de unas 500.000 empresas que han desaparecido (200.000 pymes y 300.000 autónomos), un tercio ha sido debido a la morosidad.

Por último, PIMEM cree necesario que el Gobierno central articule los mecanismos necesarios para que los proveedores cobren las deudas contraidas con la Administración central y la Autonómica.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.