Los Sindicatos acusan al Ayuntamiento de Llucmajor de recortar servicios esenciales mientras preve contrataciones de alto coste

Los sindicatos UGT, SPPME, CSI-F, USO y STEI, representantes sindicales del colectivo de funcionarios y personal laboral del Ayuntamiento de Llucmajor, quieren dar a conocer a la opinión pública que el Ayuntamiento de Llucmajor, por un lado apoya maniobras con un alto económico y de dudosa necesidad, mientras por otro lado recorta servicios esenciales a los ciudadanos, recorta derechos de los empleados públicos y sube los impuestos municipales.

De todos es sabido que el Ayuntamiento de Llucmajor padece una deuda muy por encima de lo normal en comparación con otros ayuntamientos de nuestra CCAA (un déficit de 21 millones de euros, cosa que le obliga a tomar unas medidas bastante drásticas para poder devolver al Instituto de Crédito Español (ICO) el dinero adelantado para pagar las deudas con los proveedores, a la que hay sumar el resto de la deuda que puede ascender a unos 70 millones de euros) más si cabe ante la actual política de las diferentes administraciones públicas dirigidas a la reducción del déficit público.

Para los sindicatos, sin embargo, en el caso de Llucmajor, esta deuda es más grave única y exclusivamente por la incompetencia de los políticos y su mala gestión en los últimos años, no sólo del actual equipo de gobierno, si no también de los anteriores.

Lo que no puede ser admisible en opinión de los sindicatos es que el pasado 30 de marzo de 2012 se aprobaron en sesión extraorinaria del Pleno del Ayuntamiento de Llucmajor un paquete de medidas drásticas para reducir el déficit de 21 millones de euros que arrastra el Consistorio, medidas que conllevarán un alto coste social y económico tanto para la ciudadanía llucmajorera ( subida del IBI, eliminación de las subvenciones a las asociaciones..) como para los diferentes trabajadores de las empresas públicas, y empleados públicos (funcionarios y laborales municipales). El posible cierre de la residencia de ancianos, lo que implicaría desplazar a muchos de ellos a residencias de otros municipios, así como la destrucción de más o menos 20 puestos de trabajo. También la decisión por parte del Consistorio de despedir a 15 auxiliares educadoras de las diferentes escoletas municipales, dejando de ser así un referente en la educación infantil dentro de nuestra CCAA al no poder aplicarse “la llamada pareja educativa”.

Los sindicatos de Llucmajor quieren denunciar que el pasado día 12 de abril se celebró una reunión de la Mesa General de Funcionarios en la que entre otros puntos del orden del día se planteó, por parte del Ayuntamiento, la negociación de cuatro bases para la creación de sus respectivos bolsines para cubrir por personal interino plazas en las categorías de Mayor, Inspector, Subinspector y Oficial de Policía Local. Que según informó el Ayuntamiento, representado por la Técnico de Recursos Humanos y el Concejal de Función pública, señor Guillem Veny, se crean para que cuando se tenga la necesidad de cubrirlas ya estén negociadas, cuando el procedimiento habitual es el de negociarlas en el momento de cubrir la necesidad.

Según palabras del regidor de función pública, señor Guillem Veny, afirmó que se trata de una maniobra para cubrir la plaza de Mayor de la Policía Local, de un alto coste económico, y que actualmente se encuentra ocupada y denunciada por todos los sindicatos de los funcionarios, además de existir unas medidas cautelares de suspensión del acto administrativo ordenadas por el Juzgado Número 3 del contencioso administrativo, todo ello en previsión de que la denuncia interpuesta por los sindicatos prospere.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.