El Govern deja sin vigilancia propia tres reservas marinas

Hace algunas semanas el GOB denunciaba la gran reducción en la inversión, por parte de la empresa pública Espais de Natura Balear, para la gestión y mantenimiento de los espacios naturales protegidos según la aplicación de sus planes anuales. Así, el presupuesto de inversión este año experimenta una caída del 85,09%.

Según ha podido saber el GOB, tres de las reservas marinas de las Islas Baleares hace meses que no cuentan con servicio de vigilancia propio: R.M. de las Islas Malgrats, R.M. de la isla del Toro y R.M. del Llevant de Mallorca (aguas interiores). Tras la supresión de los servicios de vigilancia de estas tres reservas, parece que ahora esta función ha sido trasladada a los vigilantes de otras reservas marinas de Mallorca, que estarían haciendo vigilancia a tiempo parcial.

Esta situación se añade a la noticia de los importantes recortes en el presupuesto español dedicado a la vigilancia de reservas marinas de competencia estatal, que se reduce un 33%. Recordar que en el caso de las Islas Baleares contamos con una reserva gestionada por Madrid (la parte de aguas exteriores de la R.M. de Llevant) que también se podría ver afectada por esta reducción de recursos disponibles.

Tal y cómo se expone en la web de la Dirección general de Medio Rural y Marí (Conselleria de Agricultura, Medio ambiente y Territorio), “las reservas marinas son figuras de protección mediante las cuales se regulan los usos y la explotación del medio marino, para incrementar la regeneración natural de los recursos y de conservar los ecosistemas marinos más representativos. Así, dentro del ámbito de las reservas, hay toda una serie de limitaciones de actividades y se establecen zonas de protección especial donde se restringe totalmente la actividad extractiva. Estas zonas se ha comprobado que actúan como focos de alevinage y que proliferan las especies comerciales en toda su área de influencia. Por lo tanto, las reservas son, además de figuras de protección de ecosistemas y de especies, instrumentos de gestión pesquera que permiten una explotación sostenible de los recursos.”

Todo este discurso queda en nada si las reservas no disponen de la vigilancia adecuada. Sin vigilancia suficiente, las reservas marinas son espacios protegidos sólo sobre el papel. Ante esta situación, desde el GOB reclaman que la Conselleria de Agricultura, Medio ambiente y Territorio asuma su responsabilidad y dé cumplimiento a sus obligaciones y procure la recuperación inmediata de los servicios de vigilancia a las reservas marinas del Toro, Malgrats y Llevant.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.