CCOO considera una actuación “salvaje y autoritaria” los recortes anunciados por Bauzá

CCOO considera que todo el conjunto de medidas aprobadas hoy por el Ejecutivo Bauzá suponen un “auténtico atentado” contra la calidad de los servicios públicos, en especial la sanidad y la educación, y una actuación “sin precedentes” para debilitar los derechos de los empleados públicos de las Islas Baleares, sobre los que recae “el 57%” del esfuerzo de las medidas de ajuste. Y todo esto siguiendo la dinámica “autoritaria” que desde el inicio ha tomado el Gobierno Bauzá sin contar con los trabajadores afectados, los sindicatos, los partidos políticos y la ciudadanía en general.

Para CCOO, el anuncio del cierre de los hospitales Joan March y General sólo demuestra la voluntad que tiene Bauzá de “liquidar” toda la red sociosanitaria. CCOO recuerda que la CAIB es la comunidad que tiene la ratio más baja de gasto sanitario por habitante de todo el Estado y por eso cree que es “indignante” que además haya un trasvase de fondos públicos al sector privado. Al parecer de CCOO, “no hay ningún ahorro” cuando se sacan derechos y servicios públicos.

Respecto a la educación, y teniendo en cuenta que en las Islas tenemos las cifras más altas de abandono y fracaso escolar y las más bajas en inversión pública, CCOO opina que el aumento de las ratios profesor/alumnos en un 20% y la reducción de asesores técnicos docentes, además de una reordenación “indeterminada” de los CEPO (Centros de Enseñanza del Profesorado), EOEP (Equipos de Orientación Educativa y Psicopedagógica), EAP (Equipos de Atención psicopedagógica y Camps de Aprendizaje, no harán más que incidir en el “detrimento” de la calidad de la enseñanza pública.

En opinión de CCOO, el paquete de medidas tiene como objetivo final la “reducción drástica” de los servicios públicos para abrir el camino a su privatización, con la consiguiente pérdida de calidad. Hay que hacer mención que la CAIB tiene el “triste” ranking de ser la comunidad autónoma con menos empleados públicos por habitante (5,3% ante el 6,8% de media nacional) y también es la que ostenta el primer lugar entre las comunidades con menos tanto por ciento de empleados públicos entre la población ocupada (13,6% ante el 17,81% de media nacional). A todo esto hay que añadir que las Baleares han destruido en el último año, según datos EPA, 18.200 lugares de trabajo en el sector público, cifra que significa el 16% de la destrucción de ocupación pública a todo el Estado español. Esto es, somos la comunidad que destruye en un año más ocupación pública que ninguna otra comunidad autónoma, el 3%.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.