Los pacientes del General y el Juan March no se quedarán en la calle

En el marco del Plan para el Equilibrio Económico de las Islas Baleares, la Conselleria de Salud, Familia y Bienestar Social ha presentado toda una serie de medidas que garantizan la sostenibilidad del sistema y que evitan el copago sanitario.

La consellera de Salud, Familia y Bienestar Social, Carmen Castro, ha mandado un mensaje de tranquilidad y confianza a los ciudadanos y ha afirmado que las medidas aprobadas aseguran la continuidad de las prestaciones sanitarias.

Este Plan para el equilibrio en el ámbito sanitario está cuantificado en 95 millones de euros anuales, un ahorro que tiene que permitir garantizar la viabilidad financiera manteniendo la calidad a los servicios. Se trata, según la consellera Castro, de un ejercicio de responsabilidad para poder preservar nuestras políticas sociales y sanitarias y darles comtinuïdad.

Reorganización de la asistencia sociosanitaria de Mallorca

Entre las medidas de eficiencia está la creación de una reorganización sociosanitaria de Mallorca que pretende convertir Son Dureta en el hospital de referencia de la atención al paciente sociosanitario.

En una primera fase, se trasladarán los pacientes del Hospital Juan March a otros dispositivos asistenciales (Hospital Virgen de la Salud, Hospital Cree Roja y Hospital San Juan de Dios). Una vez finalizada la reforma de Son Dureta –prevista para el segundo semestre de 2013- se trasladarán los pacientes del Hospital General.

Con esta medida se ahorra el coste que supone tener en marcha dos centros sanitarios como el Hospital General y el Hospital Joan March, al mismo tiempo que se gana en calidad asistencial cambiando unas instalaciones ya obsoletas por un espacio más confortable.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.