El PSIB-PSOE advierte que los ajustes del Govern en Sanidad supondrán el despido de 2.000 trabajadores

El secretario de Salud del PSIB-PSOE y portavoz adjunto parlamentario, Vicenç Thomàs, ha afirmado hoy en rueda de prensa que los recortes impuestos en la sanidad pública por el Gobierno ponen de manifiesto que el objetivo que tiene el PP “es destruir día a día el Estado del Bienestar”. Para Thomàs, el plan de recortes hará que en las Islas Baleares “los ciudadanos ya no tengan, gracias al PP, una sanidad universal, gratuita y de calidad”.

El dirigente socialista también ha advertido que las medidas impuestas por el Gobierno del PP suponen una bajada del 10% de los sueldos del personal sanitario, especialmente de médicos y enfermeras, además del despido de unas 2.000 personas que irán al paro. Thomàs ha añadido que el personal sanitario es uno de los colectivos más perjudicados por estas medidas, castigado con menos derechos y rebaja de sueldos.

En referencia en los hospitales comarcales de Inca y Manacor, el portavoz ha denunciado la más que probable futura privatización de estos dos centros y la eliminación de la atención primaria. “La reducción de los horarios de atención ha sido el primer paso esta eliminación”, ha afirmado Thomàs, que presagia un colapso que sufrirán los servicios de Urgencia de los hospitales.

El secretario de Salud del PSIB-PSOE ha calificado “de improvisación absoluta y ocurrencia” las medidas incluidas en el plan de recortes y que afectan a la sanidad pública. Como ejemplo, Thomàs ha recordado la respuesta de la consejera de Salud, Carmen Castro, en comisión parlamentaria del pasado mes de febrero donde afirmó que no había nada previsto para Son Dureta, donde no se haría ninguna obra ni reforma y que en cambio se potenciaría la atención sociosanitaria en el hospital Joan March y en el hospital General. El cambio de opinión, según Thomàs, es la muestra evidente de la ” improvisación, falta de criterio y nula hoja de ruta que tiene el Gobierno”.

Asimismo Thomàs ha criticado otras medidas como la central de compras o la centralización del laboratorio clínico que, según dice, han sido decisiones que se pusieron en marcha en la anterior legislatura, que se van paralizando sin ningún motivo y que ahora se recuperan.

Vicenç Thomàs ha acusado al PP de haber cometido el mayor fraude electoral al imponer unos recortes que no habían incluido en su programa electoral y que negaron que los fueran a poner en marcha. “El PP ha subido los impuestos, ha recortado en sanidad, educación y política social, ha introducido el copago, cierra dos hospitales públicos y empuja a miles de personas a la lista de paro. Todo un engaño electoral”, a lo que finalmente ha añadido “al Partido Popular le molestan los enfermos, y especialmente si son enfermos crónicos y personas mayores”.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.