El Ayuntamiento de Palma desbloquea el proceso urbanístico de Can Fontet

La Junta de Gobierno del Ajuntament de Palma ha aprobado hoy un total de cinco convenios con entidades y asociaciones sociales para el fomento de la inclusión laboral de colectivos con riesgo de exclusión social y un contrato del Servicio de Acogida Municipal (SAM), por un importe total de 3,2 millones de euros. El teniente de alcalde de Economía, Hacienda e Innovación y portavoz municipal, Julio Martínez, aseguró que “el equipo de gobierno asume que hay una línea roja que no se puede traspasar a la hora de reducir el déficit y dentro de esta línea roja están todos estos programas de inserción laboral a colectivos vulnerables “:

Martínez ha afirmado que estos cinco convenios benefician a un total de 1.655 personas que forman parte de colectivos que los técnicos consideran vulnerables. Estos convenios comprenden trabajos con estas personas antes de que se incorporen al mercado laboral, muchas veces básicos pero fundamentales, como la importancia de la puntualidad, la higiene, la relación con los compañeros, el trabajo en equipo, recibir órdenes o asumir responsabilidades.

En concreto, se han firmado convenios con Cruz Roja (para el programa de información laboral para estas personas), con La Sapiencia, con la Asociación mallorquina para personas con discapacidad intelectual Amadip.esment y con la Fundación ” Nuevo Vientos para el fomento de la inserción laboral de colectivos con riesgo de exclusión social y otro convenio para el desarrollo del programa Palma Siglo XXI con la Coordinadora-Federación Balear de Personas con Discapacidades, Amadip.esment y la Asociación de Salud Mental Girasol.

El teniente de alcalde de Economía, Hacienda e Innovación y portavoz municipal, aseguró que el equipo de gobierno “asumió un compromiso presupuestario en materia social con la política social que considera que debe asumir el Ayuntamiento de Palma, y por este motivo, no sólo mantener sino aumentar la dotación presupuestaria en temas sociales “. El portavoz municipal ha añadido que los convenios firmados hoy son temas sociales que tienen incidencia en un el ámbito laboral y “son un instrumento para luchar contra el paro que sufre nuestra ciudad”.

Además, se ha ratificado la contratación del Servicio de Acogida Municipal (SAM) para los años 2012, 2013 y 2014. Julio Martínez ha explicado que este servicio municipal tiene como objetivo dar acogida y promoción sociolaboral a personas que viven en Palma y que necesitan una acogida temporal que supla a su hogar, por situaciones de riesgo social o de emergencia social.

Ahorro al servicio de notificación municipal

Por otra parte, la Junta de Gobierno ha adjudicado el servicio municipal de notificaciones, por un valor de 590.000 euros. Por un lado, se ha adjudicado el lote de reparto complementario al servicio municipal de notificadores a Media Balear, y por otra parte, la prestación de servicios postales generados por el Ayuntamiento con destino universal, generalmente en la península, que se ha adjudicado a Correos.

Estas adjudicaciones implican un ahorro para el Ayuntamiento, pero el equipo de gobierno trabaja para llegar a la notificación electrónica. Martínez ha recordado el compromiso del equipo de gobierno con la administración digital, “porque son instrumentos para reducir el déficit presupuestario sin reducir la prestación de servicios”.

Son Malferit

Además, en el ámbito urbanístico, la Junta de Gobierno hay un aprobado también definitivamente la modificación de un Plan Parcial que afecta a las instalaciones de Son Malferit. En concreto, la Junta de Gobierno ha aprobado que estas instalaciones pasen a tener calificación de equipamiento deportivo y docente, para solucionar algunos problemas urbanísticos que había alrededor de esta infraestructura de Son Malferit.

Can Fontet

La Junta de Gobierno ha desbloqueado otro tema urbanístico y ha aprobado también definitivamente el Proyecto de Estatutos y Bases de actuación correspondientes al SUNP 32-01 Can Fontet.

Can Fontet es un solar ubicado cerca del Polígono de Can Valero y de Son Moix, de unos 409.000 metros cuadrados, de los cuales hay suelo lucrativo (fundamentalmente residencial e industrial); otra parte de suelo no lucrativo (viales, aceras, equipamientos y aparcamientos) y una gran zona de sistema general de espacio libre.

Julio Martínez ha explicado que “este proyecto se había aprobado inicialmente en el año 2007, ha estado muy parado por diferentes causas, y el equipo de gobierno dijo desde el primer momento que teníamos que impulsar aquellos proyectos que entendemos que son buenos para la ciudad y que estaban parados en el área de Urbanismo. Cuando hablamos de seguridad jurídica, que la Administración está al servicio de los ciudadanos, aquí claramente hemos visto que quien ha fallado ha sido claramente el Ayuntamiento de Palma” .

La aprobación de hoy facultará la posibilidad de crear la junta de compensación y después los proyectos técnicos que puedan desarrollar este suelo, el proyecto de compensación y el proyecto de urbanización.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.