Las productoras se muestran “extremadamente” preocupadas por la entrada de capital privado en IB3

Los productores audiovisuales de les Illes Balears expresan su extrema preocupación por la opacidad y posibles ocultas intenciones que puede encerrar el anuncio de dar entrada al capital privado en la gestión de IB3.

Las productoras se muestran sorprendidas de que, en la decisión de modificar el modelo sobre el que se ha sustentado la creación de un tejido industrial audiovisual local estratégico, no se haya tenido en cuenta la opinión y conocimientos de las empresas y profesionales de les Illes Balears. Les preocupa la autosufiencia con que parece abordarse una cuestión que afecta de lleno a un sector estratégico necesario para la renovación del sistema productivo tradicional de les Illes. El ladrillo no volverá en muchos años, y por ello mismo, Balears necesita de nuevos polos de actividad económica y de industrias asociadas a la nueva economía del conocimiento y de los contenidos, que no devora territorio, y que refuerzan la imagen de una Comunidad que vive principalmente del turismo. Desde las productoras siempre han defendido que la partida económica que sustenta esta intención no debe entenderse como un gasto, sino como una inversión.

Para este sector la apuesta por él mismo debe hacerse para potenciar y garantizar el mantenimiento de una industria local que ha demostrado su compromiso en estos años, en los que ha venido financiando producciones que aún no se han abonado, que ha afrontado una dura reducción de costes, renunciando a sus legítimos beneficios industriales para mantener la actividad y el empleo. Resultaría lamentable que después de esos esfuerzos, el autogobierno de les illes abrazara a operadores externos en una nueva aventura mediática, y abandonara a su suerte y defunción a las empresas de la tierra.

El anuncio hecho el pasado lunes debe ser concretado, y debe dar lugar al necesario debate, con los protagonistas del sector, sobre cuál es la mejor fórmula para seguir prestando ese servicio público al menor coste posible, con la mayor eficiencia y el mayor compromiso de la industria relacionada, reclaman.

Las productoras entienden que, efectivamente, pueden encontrarse fórmulas que optimicen el coste de este servicio, entre ellos, la reducción de las estructuras públicas y de los compromisos políticos asociados a una gestión enteramente pública. Se trataría, pues, de encontrar una fórmula mixta que garantice un buen servicio público con todas las ventajas de la gestión privada y ninguno de los defectos asociados a la gestión pública (burocratización, rigidez laboral, etc).

Para que ello sea efectivo, debemos huir de frases encriptadas que pueden despistar de las reales intenciones.¿Qué quiere decir exactamente la frase “dar entrada al capital privado en IB3”?.

IB3 es una empresa que puede ser rentable socialmente, pero difícilmente será rentable económicamente sin las ayudas públicas que garanticen una cobertura adecuada de nuestra realidad. Recordemos que con 30 millones de presupuesto, no se alcanzarán los dos millones de ingresos publicitarios. Por mucho que pueda mejorarse la gestión, sin ayudas públicas resulta difícil pensar que pueda prestarse un servicio aceptable y que los gastos sean menores que los ingresos. Por eso desde las productoras creen que en realidad, los planes del Govern se dirigen más a ceder enteramente la gestión a un operador privado, al que se le encargará un suministro de contenidos por una determinada cantidad, que a una real privatización del medio, traspasando enteramente el riesgo económico que se deriva de esta actividad.

El sector audiovisual quiere que el Govern aclare estas dudas y que les escuche, porque las mejores decisiones son siempre el producto del mejor diagnóstico y éste sólo se forma cuando se conocen todas las variables y se cruzan opiniones con quienes se desenvuelven a diario en esa realidad que pretende modificarse.

Por otra parte, reclaman del Govern que preside José Ramón Bauzá transparencia informativa y sobretodo coherencia. Hace pocos días se hablaba de la posible entrada de capital privado en la cadena autonómica y en 48 horas se ha dado un paso de gigante en la intención del Ejecutivo. En la entrevista al vicepresidente económico, Josep Ignasi Aguiló, emitida por Canal 4, él ha reconocido que “la privatización de IB3 implicará que la cadena pública deje de recibir transferencias del Govern cuando finalice el proceso de entrada de capital privado”. ¿Qué significa exactamente ésta afirmación? ¿Que el Govern ha tomado una decisión de tanta importancia en sólo dos días? ¿Que el Ejecutivo improvisa? ¿O que va dando la información con cuentagotas para que vayamos encajando a pequeñas dosis el golpe mortal? Consideran totalmente injustificable el anuncio por varios motivos: se excluye el tejido industrial que ha sustentado IB3 los últimos años, se oculta información o se improvisa, -no sabemos que es peor-, en una cuestión que afecta directamente a un colectivo más que consolidado en Baleares.

Por todo lo anteriormente expuesto, demandan del Govern la necesaria información sobre el Plan que maneja para IB3 y le solicitan ser escuchados antes de que se tomen decisiones que ya no puedan tener marcha atrás.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.