Los socialistas proponen el intercambio del Lluís Sitjar por Son Moix

El Grupo Municipal Socialista de Palma ha presentado hoy una propuesta para que el Ayuntamiento aborde definitivamente el futuro del antiguo estadio declarado en ruina, a través de plantear el intercambio del solar del Lluís Sitjar por parte de las instalaciones de Son Moix, con los estudios pertinentes.

Con esta iniciativa, que los socialistas llevarán mañana a la Comisión no Permanente sobre el Lluís Sitjar y este mes al pleno municipal, el Grupo Municipal pretende que el Ayuntamiento de Palma coja la iniciativa sobre el futuro del Lluís Sitjar, dada la falta de propuestas de futuro por parte del RCD Mallorca y de los propietarios, y el estado de degradación del estadio que en los últimos meses ha sido escenario de lamentables sucesos.

La propuesta del intercambio de solares ya fue presentada por los socialistas durante la campaña electoral y lo reiteran ahora, como fórmula para garantizar que tanto el Ayuntamiento como los propietarios salgan beneficiados con una operación que, tras las valoraciones y estudios pertinentes, consistiría básicamente en una permuta del Lluís Sitjar, los terrenos pasarían a ser de propiedad municipal para incorporarlos a la cuña verde, por el estadio de Son Moix, donde actualmente juega el RCD Mallorca.

Las cuatro claves de la iniciativa socialista son:

1. Que no cueste un euro al Ayuntamiento

2. Que no cueste un euro al RCD el Mallorca,

3. Que no implique reclasificaciones urbanísticas, y

4. Que los beneficios que genere una posible operación comercial permitan que tanto el RCD Mallorca pueda hacer obras y tener el campo que desea en Son Moix, como que el Ayuntamiento ejecute la zona verde y los equipamientos deportivos que necesitan las barriadas en el solar del Lluís Sitjar .

Los socialistas defienden dos proyectos importantes para la ciudad: uno en Son Moix, que consolida su uso deportivo y desarrolla nuevos usos comerciales, en un entorno de servicios, y otro para el Lluís Sitjar, que pasará a formar parte del parque de la Falca Verda y permitirá disponer de un componente deportivo adecuado al modelo de ciudad y que representa una apuesta por la rehabilitación y dinamización de los barrios.

El intercambio permitiría el derribo prioritario del estadio, que ha sido declarado en ruina, y abriría una nueva oportunidad a los 60.000 ciudadanos y ciudadanas de los barrios del Fortí, Son Cotoner, Camp de Serralta o Son Dameto. Los socialistas se muestran convencidos de que con esta propuesta ganan los vecinos, gana la ciudad, gana el Ayuntamiento y ganan el RCD Mallorca y los propietarios.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.