La Fiscalía de Medio ambiente investiga el proyecto de Canyamel declarado de Interés Autonómico por el Govern

El Consell de Mallorca y el Ayuntamiento de Capdepera han confirmado por escrito al GOB que la promotora “Cap Vermell” podría haber cometido varios delitos a los mismos terrenos donde quiere edificar un complejo turístico. Las dos administraciones confirman el traslado de los hechos (y la documentación relativa) al Ministerio Fiscal al apreciar actuaciones que pueden ser delictivas.

El GOB interpuso una denuncia ante la Agencia de Disciplina del Consell de Mallorca (ADU) y el Ayuntamiento a finales del 2011. Una vez examinada la denuncia, el Ayuntamiento remitió el expediente al Ministerio Fiscal ante la existencia de posibles delitos ambientales y contra la ordenación del territorio.

En febrero de 2012 el ADU envió al GOB un escrito donde lo informaba que después de estudiar la denuncia hecha por la entidad, y la documentación que le había enviado el Ayuntamiento, podrían “existir actuaciones penales sobre los mismos hechos”.

Las obras, que pretendían la construcción ilegal de un hotel de 400 plazas dentro de la zona protegida de Canyamel (parcela 55 del sector 7) objeto de investigación por parte del ministerio fiscal, se iniciaron en mayo de 2007 por parte de la promotora “Cap Vermell” sin licencia ni autorización. La Conselleria de Medio ambiente paralizó las obras el agosto de 2007 y abrió un expediente. El Ayuntamiento hizo el mismo. Se trata de los mismos terrenos donde la misma promotora ahora impulsa un complejo turístico que ha sido declarado recientemente de interés autonómico por parte del gobierno.

El Govern impulsa con el Interés Autonómico un proyecto lleno de irregularidades.
Las ilegalidades de Cap Vermell Rojo han sido “amnistiadas” por el ayuntamiento de Capdepera durante años. Primero con el PP (2003-2007) y ahora con PSOE-UCAP. Ni el Govern del PP (2003-2007) ni el del Pacto de Progreso (2007-2011) quisieron multar la promotora, es más, dejaron caducar los expedientes que la afectaban. A todo esto ahora se suma el hecho que el arquitecto director de la obra cuando se cometieron este cúmulo de ilegalidades era Jaime Martínez, actual Director General de Turismo del Govern.

Martínez tuvo que renunciar a la dirección del proyecto por incompatibilidad con el cargo público que ocupó en junio de 2011. El Interés Autonómico concedido al proyecto por el Consell de Govern celebrado el 30 2 de marzo de 2012, lo fue a propuesta de la Conselleria de Turismo (boib 3 abril).

1 Comentario

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.