El PSOE pedirá explicaciones a la dirección de IB3 sobre las injerencias políticas en los informativos

Los socialistas ha registrado una interpelación al Pleno del Parlament de las Illes Balears para que el Conseller de Presidencia dé explicaciones sobre la “muy preocupante” situación que viven la radio y televisión autonómica, entre denuncias de injerencia e interferencia política en los informativos y los rumores de una posible privatización del ente.

La denuncia presentada la semana pasada por el Sindicato de Periodistas de las Islas Baleares (SPIB), mayoritario de la profesión en nuestra comunidad, “confirma lo que nosotros ya veníamos denunciando desde hace tiempo: la injerencia y la manipulación política de los informativos de la radio y la televisión”, explicó el diputado Cosme Bonet.

Bonet ha reconocido que las interferencias políticas en la elaboración de los informativos “no sorprenden”, después de que el Partido Popular pusiera al frente del ente primero a un conseller y luego a un destacado político del PP: el ex-senador José Manuel Ruiz, y de configurar un consejo de administración monocolor. Las injerencias directas del Govern o de los “comisarios políticos” del Partido Popular tanto en la radio como en la tele centrarán las preguntas al director general de IB3 en la Comisión de Control de la Radiotelevisión de las Illes Balears, mañana a partir de las 12:30 h., en el Parlamento.

La denuncia del Sindicato de Periodistas y una segunda declaración posterior no firmada son síntomas “del mal ambiente” causado por las interferencias en los informativos, que sin duda afectan de forma directa a los profesionales que trabajan. “No bastará con que se explique, si se confirman las denuncias”, opinó Bonet.

Por otra parte, el diputado señaló que los rumores sobre la posible privatización de la gestión de IB3 son igualmente preocupantes, ya que crea una “sombra de duda” sobre cómo afectará esto al mundo audiovisual de las Islas. Por ley, IB3 tiene obligación de cumplir una serie de requisitos, como tener el catalán como lengua vehicular, la contratación de programas a las productoras de las islas, etc. “Hay aspectos que son de obligado cumplimiento, tanto si la gestión es pública como si es privada”, opinó Bonet. “Lo que queremos es que nos expliquen de qué están hablando, si es que esto se está hablando”, añadió.

Las interferencias políticas y la posible privatización son muestras claras de que el PP “quiere acabar con el modelo” audiovisual impulsado de forma consensuada durante la última legislatura, pero sin hablar ni con los trabajadores, ni con los sindicatos, ni con los otros partidos, o con el mundo audiovisual.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.