“Los días que vivimos peligrosamente” lo nuevo de Mariano Guindal

Mariano Rajoy es el presidente que más poder ha acumulado en democracia y con menos margen para ejercerlo. Esta aparente paradoja es el resultado de cinco años de crisis económica, que han convertido España en un país tutelado por la Unión Europea. El gobierno popular, electo el 20 de noviembre, está obligado a cumplir las ocho condiciones impuestas por el Banco Central Europeo (BCE) en la carta secreta enviada al anterior gobierno socialista el 5 de agosto de 2011 como condición sine qua non para seguir comprando deuda pública española y evitar el colapso financiero. Por eso, a Rajoy no le quedó más remedio que convertir esa misiva en su «hoja de ruta».

Este es uno de los ejes centrales de Los días que vivimos peligrosamente, de Mariano Guindal, autor de El Declive de los dioses (Planeta, septiembre de 2011, un bestseller con cuatro ediciones publicadas). Se trata del primer relato en vivo y en directo sobre la «doble recesión» que sufre España, escrito por uno de los mejores periodistas económicos del momento. Esta crónica reportajeada descubre la trastienda del The Pain in Spain como resumen los anglosajones el tiempo de dolor que le ha tocado vivir a España.

Por primera vez se desvela el contenido íntegro de la carta enviada por el «directorio europeo» y que las autoridades españolas han ocultado celosamente. «El Gobierno no está diciendo lo que realmente ocurre para no alarmar», afirma el autor, que mantiene que «si somos intervenidos, como estuvo a punto de pasar, el hambre volvería a aparecer en España», como ya está sucediendo en Gracia y Portugal. En ese caso nuestra joven democracia estaría en peligro. Por el contrario, si reducimos drásticamente el déficit y pagamos nuestra abultada deuda, al final de la actual legislatura se podría repetir lo que se dio en llamar al final del siglo XX el «milagro económico español».

Los días que vivimos peligrosamente narra, como si de un thriller se tratase, los momentos en que España caminó sobre el filo de la navaja y la prima de riesgo del bono español respecto al alemán se acercó al punto de no retorno de los 500 puntos básicos. Así va recorriendo las jornadas claves: desde los días en que la CE y el FMI intervinieron Grecia, Irlanda y Portugal hasta la dramática madrugada del 9 al 10 de mayo del 2010, cuando el entonces presidente del gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, se vio obligado a aprobar el mayor recorte social de la democracia para evitar in extremis un colapso financiero que habría hipotecado el futuro de dos generaciones. «Aquella noche se suicidó políticamente y hundió al PSOE.»

Ese acontecimiento estuvo precedido de una «encerrona» en la que participó Mariano Rajoy, que colaboró activamente con la canciller alemana Angela Merkel que hizo de policía mala y con Nicolas Sarkozy, que interpretó el papel de policía bueno. Aquella semana España se convirtió en el centro de las miradas del mundo. Mientras que el presidente del BCE, Jean Claude Trichet, y el director del FMI, Dominique Strauss-Khan, hicieron de ariete junto con el presidente de los Estados Unidos, Barack Obama.

El 5 de agosto del 2011 España volvió a situarse al borde del abismo. Zapatero evitó la debacle pactando con el jefe de la oposición Mariano Rajoy una reforma exprés de la Constitución que garantizaría la estabilidad presupuestaria y daría prioridad de cobro a los bonistas que hubieran comprado deuda española. El BCE salvó la situación en el último minuto. El precio fue el adelanto electoral que supuso el triunfo absoluto del PP. Pero no fue suficiente.

El 10 de abril del 2012 España estuvo otra vez a punto de caer. El gobierno conservador lo evitó con un drástico plan de adelgazamiento del sector público, que implicaba grandes sacrificios para la población. Los mercados temían una suspensión de pagos, el temido default. Si eso ocurría, el proyecto europeo saltaría por los aires. El BCE, junto al FMI, volvió a evitarlo, pero…

A lo largo del relato, con un ritmo trepidante, y siempre con el rigor que le caracteriza, Guindal explica la intrahistoria de esta debacle económica a partir de sus propias vivencias y de sus contactos, y siempre con el soporte de testimonios directos y a menudo exclusivos de quienes forman parte del poder en España.

Las oscuras maniobras del mundo financiero, la cocina del poder europeo ―en Bruselas, París y Berlín―, la actuación de los distintos gobiernos españoles al compás que marcaban la canciller alemana Angela Merkel y el presidente francés Nicolas Sarkozy, que han ido tomando decisiones que han marcado nuestro presente y futuro. La aparición en escena de los «indignados», dos huelgas generales, la inacabada tormenta griega, las agencias de rating provocando el pavor de los inversores al sembrar dudas sobre España e Italia, la especulación salvaje y las fluctuaciones de infarto de la prima de riesgo van desfilando por las páginas de un relato que constituye la primera historia ecuménica de la Gran Recesión desde el punto de vista español… Todo eso y más relata Guindal en este libro que no se limita al euro desastre, sino que detalla la crisis mundial de forma impecable pero llana y accesible a todos.

El mundo se resquebraja y Guindal nos explica por qué, cómo se ha llegado a esta situación límite, en qué consiste la crisis y qué salidas existen.

COMPARTIR

1 Comentario

  1. la 3ª guerra mundial hace cuatro años que empezó con la Hitleriana Sra.Merkel.En Europa no hay moneda única,sino Euro Alemán que nos ha llevado a ésta guera financiera que no terminara en destrucción masiva por las armas,pero sí por las muertes de la miseria y el hambre.El Sr.Rajoy y la Sra.Merkel,junto al antiguo Sr.Sarkozí,han construido el maror campo de concentración de Europa.¿lo que tengo que ver a mis 67 años¡

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.