El PSOE suspende el año de Govern Bauzá

La portavoz socialista, Francina Armengol, ha acusado al presidente Bauzá de haber empobrecido a los ciudadanos después de un año de Govern. Armengol ha suspendido la gestión realizada por el PP en este primer cuarto de legislatura y ha dicho que “su herencia ha sido el empobrecimiento de los ciudadanos de las Islas Baleares”.

El Grupo Socialista ha aprovechado la sesión plenaria del Parlament para hacer un balance del primer año de Govern PP, marcado por los retrocesos y los recortes. Armengol ha afirmado que “ahora vivimos peor que hace un año debido a las políticas del Partido Popular” y recordó que a la subida de impuesto, al copago sanitario o al empeoramiento de la crisis económica y la cifra de parados hay que añadir también los recortes en educación, sanidad y política social que ha impuesto el Govern Bauzá. “Hemos pasado de las autopistas de la educación que decía hace un año a las autopistas de la segregación de alumnos”, dijo Armengol. La portavoz socialista ha reprochado además que todas estas medidas se hayan hecho sin ningún diálogo y consenso.

Las preguntas de control del PSIB-PSOE al Govern durante el Pleno del Parlament han servido para poner de manifiesto los retrocesos que ha llevado a las Islas Baleares el primer año de Govern PP, en materias como la sanidad, la protección del territorio, el pluralismo en IB3, los derechos lingüísticos o el despido de interinos de la Administración.

El portavoz adjunto Vicenç Thomàs ha aprovechado su intervención para denunciar “el cambio del derecho en la sanidad que hace el PP, con una gestión irresponsable y marcada únicamente por los recortes”. Thomàs ha reprochado que el PP haya decidido cerrar dos hospitales públicos y a la vez no querer recaudar el impuesto de Patrimonio, que evitaría este cierre. “La herencia que el PP deja en salud es decepcionante” ha dicho Thomàs, quien ha explicado que la situación de las listas de espera con la gestión del Govern es insoportable.

Por su parte, la diputada Pilar Costa ha acusado al Govern de dejar una herencia en materia de Función Pública marcada por el desmantelamiento del Servicio de Emergencias, el cierre de las oficinas de atención a las víctimas del delito o el despido de más de tres mil trabajadores interinos. Costa ha aprovechado su pregunta al conseller de Administraciones Públicas, Simon Gornés, para reprochale que se blinde su plaza de interino mientras despide a miles trabajadores.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.