Mario Bros obtiene el Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades

El diseñador de videojuegos japonés Shigeru Miyamoto, autor, entre otros, del videojuego Mario Bros, ha sido galardonado con el Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades 2012, según hizo público hoy en Oviedo el Jurado encargado de su concesión.

El Jurado de este Premio –convocado por la Fundación Príncipe de Asturias– estuvo presidido por Adela Cortina Orts e integrado por José Antonio Álvarez Gundín, José Manuel Diego Carcedo, Albert Espinosa i Puig, Javier González Ferrari, Miguel Ángel Liso Tejada, Catalina Luca de Tena y García-Conde, José Antonio Sánchez Domínguez, Ricardo Senabre Sempere, José Antonio Vera Gil, Enrique de Ybarra e Ybarra y Ramón López Vilas (secretario).

Esta candidatura ha sido propuesta por Iván Fernández Lobo, presidente de la Academia de las Artes y las Ciencias Interactivas.

Considerado el padre del videojuego moderno, Shigeru Miyamoto nació en 1952 en Kyoto, Japón. Graduado en Arte y Diseño Industrial por la Universidad de Kanazawa (Japón), es actualmente director administrativo general del Área de Entretenimiento, Análisis y Desarrollo de Nintendo Co Ltd., compañía de la que forma parte desde 1977, y máximo responsable del Área Recreativa y de Desarrollo de Producto. Diseñador y productor de videojuegos, Miyamoto es autor, entre otros, del videojuego Mario Bros, que con 275 millones de unidades vendidas, se ha convertido en la saga más comercializada de la historia.

Ha diseñado más de cien videojuegos, algunos de los cuales, Mario Bros o Zelda, están considerados como los mejores de la historia. Concretamente, la crítica ha definido la saga The Legend of Zelda como “el mejor videojuego creado hasta ahora”. En 1996 marcó otro hito con Super Mario 64, el primer juego realizado íntegramente en 3D que fue pionero al dotar de movimiento a personajes y cámaras de forma independiente. Shigeru Miyamoto es el creador de la primera consola de doble pantalla siendo una de ellas táctil, Nintendo DS, de la que se han vendido en Europa tres millones y medio de unidades en un año. Esta consola ha sustituido, en 2012, a la tradicional audioguía del Museo del Louvre. Caracterizado por excluir la violencia de sus creaciones, Miyamoto ha revolucionado el sector con programas como Brain Training, diseñado, como su nombre indica, para ejercitar la mente; Wii Music, juego de composición musical que se ha convertido en la herramienta más popular de enseñanza de esta materia que ya utilizan escuelas de todo el mundo, y Wii Fit, una tabla de ejercicios que por primera vez se controla con el movimiento del cuerpo y de la que se han vendido más de treinta millones de unidades.

Gracias a estas creaciones ha logrado hacer del videojuego una revolución social y ha conseguido popularizarlo entre un grupo de población que no había accedido aún a este tipo de entretenimiento, haciendo a su vez que sea un medio capaz de unir a las personas sin distinción de sexo, edad ni condición social o cultural. Shigeru Miyamoto plantea los juegos como un elemento de integración familiar y social, una experiencia que pueda ser compartida por todos, que ayude a expresar emociones y consiga conmover al jugador.

Miembro del Salón de la Fama de la Academia de las Artes y las Ciencias Interactivas (1998) y Caballero de la Orden de las Artes y las Letras de Francia (2006), Shigeru Miyamoto ha obtenido, además, importantes distinciones entre las que destacan su nombramiento como el personaje más influyente del mundo en 2008 por la revista Time (EE.UU.) y el Premio GAME otorgado por la Academia Británica de las Artes Cinematográficas y de la Televisión (Reino Unido, 2010), de la que también fue nombrado miembro.

Los Premios Príncipe de Asturias están destinados, según los Estatutos de la Fundación, a galardonar “la labor científica, técnica, cultural, social y humana realizada por personas, instituciones, grupos de personas o de instituciones en el ámbito internacional”. Dentro de este espíritu, el Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades se concederá a aquellos “cuya labor de creación e investigación en el conjunto de actividades humanísticas y en lo relacionado con los medios de comunicación social, en el marco de las ciencias y disciplinas contempladas por ambas actividades, represente una aportación relevante a la cultura universal”.

En esta edición concurrían un total de 21 candidaturas procedentes de Alemania, Argentina, Canadá, Colombia, Cuba, Estados Unidos, Francia, India, Irán, Japón y España.

Este ha sido el tercero de los ocho Premios Príncipe de Asturias que se conceden este año, en que cumplen su trigésimo segunda edición. Anteriormente fueron otorgados el Premio Príncipe de Asturias de las Artes al arquitecto español Rafael Moneo y el de Ciencias Sociales a la filósofa estadounidense Martha C. Nussbaum. En las próximas semanas se fallarán los correspondientes a (por orden) Investigación Científica y Técnica, Letras y Cooperación Internacional. Los Premios Príncipe de Asturias de los Deportes y de la Concordia se fallarán el próximo mes de septiembre.

Cada uno de los Premios Príncipe de Asturias, concedidos por primera vez en 1981, está dotado con cincuenta mil euros, la escultura creada y donada expresamente por Joan Miró para estos galardones, un diploma y una insignia acreditativos. Los galardones serán entregados en otoño en Oviedo, en un solemne acto presidido por S.A.R. el Príncipe de Asturias.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.