El Barça, Campeón de Copas

El FC Barcelona ganó por 0-3 al Athletic Club en la final de la Copa del Rey jugada en el Estadio Vicente Calderón. A pesar de las grandes expectativas puestas en el partido, el equipo culé en una primera media hora memorable de juego dejó sentenciado el choque con tres goles y así se aseguró su entorchado número 26 en el torneo del KO.

Marcelo Bielsa, entrenador de los rojiblancos, sorprendió en su once inicial dejando en el banquillo a Ander Herrera en detrimento de Ibai Gómez, mientras que Borja Ekiza jugó en la línea defensiva, por lo que Javi Martínez pasó al centro del campo. Mientras, Josep Guardiola, en su último partido como técnico azulgrana, apostó por Martin Montoya en la banda derecha tras la lesión de Daniel Alves. Por su parte, Pedro Rodríguez fue de la partida y Cesc Fàbregas esperó su oportunidad en el banquillo.

Ante una gran ambiente en las gradas, el Barça salió decidido a buscar al Athletic y en el minuto dos de juego Lionel Messi pudo marcar con un tiro que pasó rozando el palo derecho de la meta de Gorka Iraizoz. Pero en la siguiente ocasión no perdonó el cuadro culé. Un saque de esquina que no fue despejado por Javi Martínez hizo que el balón le cayera a Pedro, que libre de marca dentro del área fusiló a Gorka situando el 0-1 en el minuto cuatro. El equipo de Bielsa empezaba a ver los fantasmas que sufrió el 9 de mayo en la final de la UEFA Europa League ante el Club Atlético de Madrid.

Con ventaja en el marcador, el Barça continuó mandando en el duelo con una fuerte presión frente a un conjunto vasco que parecía muy tocado. De hecho, al cuarto de hora, de nuevo la tuvo Messi, aunque en esta ocasión su disparo con efecto desde la frontal lo envió a córner Iraizoz con una gran estirada. Y tal era el control del Barça que en el 22′ llegó el segundo. Un estupendo pase de Andrés Iniesta dejó a Messi sólo ante Iraizoz, al cual batió con clase por el primer palo. La final se teñía de color azulgrana.

Definitivamente, el guión del partido y el resultado hicieron desaparecer al Athletic, que dos minutos después recibió el tercero. Xavi Hernández le dejó el balón a Pedro, que desde la frontal y con efecto batió a Iraizoz por su palo largo. Con 0-3 en el luminoso, el equipo vasco dio señales de vida con un tiro de Markel Susaeta que José Manuel Pinto repelió con una buena parada. No obstante, esto fue un espejismo aunque lógicamente el Barça bajó el pistón tras unos gloriosos primeros 30 minutos. En el 44′, de nuevo Pinto tuvo que intervenir para evitar el gol de Iker Muniain.

Lógicamente, el Athletic, con Herrera e Iñigo Pérez en el campo tras sustituir a Susaeta y Óscar De Marcos, inició la segunda mitad con el orgullo herido y ello le permitió tener más presencia ante un equipo azulgrana que quería ver pasar el tiempo a la espera de poner hacer otro gol a la contra. En el 51′, Ibai Gómez pudo acortar distancias, pero su vaselina, tras un genial pase de Herrera, se marchó desviada. Veinte minutos después, Messi, pudo hacer el gol de la noche cuando se marchó de varios rivales desde el centro del campo y su tiro dentro del área fue despejado por Iraizor con el pie.

A 13 del final, los hombres de Bielsa disfrutaron de otra oportunidad para maquillar el marcador con un remate de cabeza de Jon Aurtenetxe que se fue desviado cuando estaba en el segundo palo libre de marca. Pero finalmente, el Athletic no encontró el gol del honor y al igual que en la Europa League, volvió a perder una final por 0-3, y por ello deberá seguir esperando a su título número 24 en la Copa del Rey, el cual se le resiste desde 1984. Por su parte, gran fin de etapa en el Barça con Guardiola al mando, que cerró su presencia en el banquillo culé como la empezó ganando la Copa. ©UEFA.com

COMPARTIR

1 Comentario

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.