El PP presenta iniciativas para reforzar el turismo náutico y de cruceros en Baleares

El Grupo Parlamentario Popular ha presentado y aprobado hoy en la Comisión de Turismo del Parlament balear sendas propuestas encaminadas a incentivar y reforzar el turismo náutico y de cruceros en Baleares. Así, por un lado el diputado popular, Biel Martí defendió el texto que instaba a la Autoridad Portuaria de Baleares a llegar a acuerdos con las navieras para potenciar la actividad de cruceros en los puertos de interés general de nuestras islas, especialmente en Palma de Mallorca. Por otro, la diputada Lourdes Bosch expuso el contenido de la segunda iniciativa, que instaba al Gobierno central a que el Plan Nacional de Turismo incorpore el producto de turismo náutico, así como a que el Estado adapte el impuesto especial sobre determinados medios de transporte a las prescripciones dadas por la Unión Europea para eximir el pago del impuesto a las embarcaciones dedicadas a la actividad de alquiler.

Durante su intervención, Martí ha recordado que “en 2011 se consiguió un nuevo máximo histórico en tráfico de pasajeros de cruceros, con la llegada de más de ocho millones de viajeros, una cifra que ha colocado a España, en una posición de liderazgo, como el segundo país de embarco de estos viajeros en Europa, por detrás de Italia”. Por su parte, Baleares, con más de 1,6 millones de pasajeros, “se ha ubicado en cuarta posición en Europa, y en la docena del mundo”.

A pesar de estas buenas cifras, “recibiremos menos turistas llegados por vía marítima. El puerto de Palma de Mallorca, por ejemplo, perderá esta temporada alrededor de 10.000 pasajeros cada semana lo que inevitablemente dañará al conjunto de sectores que, directamente o indirectamente, viven del turismo, como son el transporte, restauración, comercios, etc. y que consideran el turismo de cruceros como una fuente de negocio muy importante en Baleares. Sólo el año pasado, el gasto de los pasajeros de cruceros alcanzó los 85 millones de euros”.

Turismo náutico

Por su parte, la parlamentaria popular, Lourdes Bosch, ha destacado la necesidad de potenciar y promocionar otro tipo de ofertas turísticas, más allá del “sol y playa”, entre las que se encuentra el sector náutico. Se trata de un sector con un elevado consumo de servicios, y de gran capacidad generadora de ocupación que, “por sus especiales características y distribución de gasto, presentan un efecto sobre la economía muy destacable”. Bosch se ha referido así a los gastos de tripulación, reparación, navegación, tasas, atraque o consumos portuarios, entre otros.

“Lamentablemente, y debido en parte al tratamiento fiscal que estos yates soportan en nuestro país, de los 767 yates con base durante el verano en el Mediterráneo, sólo 11 tienen bandera española,
lo que no sólo implica pérdida de oportunidad de generación de riqueza, sino también de ocupación, con lo que se pone de manifiesto la necesidad de adoptar medidas con el objetivo de potenciar este sector, que podría generar, a corto plazo, un efecto dinamizador sobre la economía española y muy especialmente sobre la ocupación”.

“Si España tuviese una política fiscal que incentivara el chárter náutico podría llegar a acaparar el 30% del volumen de negocio generado por esta actividad para embarcaciones en el Mediterráneo. De acuerdo con estimaciones del propio sector, el gasto medio por persona y día llega hasta los 450€”.

“Por si todo esto no fuera suficiente”, ha continuado, “hay que recordar que la Comisión Europea considera que España vulnera actualmente la legislación comunitaria al cobrar impuestos a las embarcaciones de chárter náutico de otros Estados de la Unión Europea”.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.