El SPIB denuncia en el Parlament al Conseller Gómez

El Sindicato de Periodistas de las Islas Baleares (SPIB), registró el viernes en el Parlamento de las Islas Baleares una petición dirigida al presidente de la cámara, Pere Rotger, en el que le solicita que “llame al orden al señor Antonio Gómez por haber atacado un ciudadano de las Islas Baleares en su derecho a la intimidad.

En el pleno de día 29 de mayo de 2012, el señor Gómez, miembro del Parlamento en calidad de conseller de Presidencia del Gobierno de las Islas Baleares, enseñó la fotografía de un miembro de la ejecutiva de la SPIB a quién denominó y de quién dijo que era afiliado del Partido Socialista. Y lo hizo con el único objetivo de atacar y desligitimar el sindicato porque ha denunciado casos de censura a IB3, ente público del cual el consejero ha sido director general hasta el mes de marzo.”

En el escrito presentado, el SPIB rechaza “la actuación del consejero de Presidencia, Antonio Gómez, que ha expuesto públicamente desde su escaño del Parlamento la afiliación política de un ciudadano particular de las Islas Baleares en contra de lo que defiende y protege la Constitución Española.
El artículo 16 de la Constitución garantiza la libertad ideológica, religiosa y de culto de los individuos y las comunidades y añade que nadie puede ser obligado a declarar sobre su ideología, religión o creencias. El artículo 18, además, garantiza el derecho al honor, a la intimidad personal y familiar y a la propia imagen.”

El sindicato, pregunta, ¿Con qué derecho y con qué autoridad el señor Gómez puede exponer públicamente la ideología de un ciudadano de las Islas Baleares desde su escaño en el pleno del Parlamento?

El reglamento del Parlamento no prevé como se puede defender un ciudadano o una asociación ante el ataque de un diputado o de un miembro del Parlamento sólo dice que “serán llamados al orden si profieren palabras o expresan conceptos ofensivos al decòrum de la cámara o de sus miembros, de las instituciones del Gobierno de las Islas Baleares o de cualquier otra persona o entidad?” (artículo 111).

El SPIB reclama que no se tolere, bajo ningún concepto, situaciones como estas que ponen en peligro los derechos fundamentales y las libertades públicas recogidos a la Constitución.”

Señala que “El Parlamento es la institución que representa todos y cada uno de los ciudadanos de las Baleares y el Sindicato de Periodistas se un sindicato legítimamente constituido que representa casi 400 afiliados de quién defiende los derechos laborales -incluida la libertado de expresión y de información- y que se merece todo el respeto institucional.”

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.