El GOB advierte que un impulso urbanizador amenaza nuestro futuro

El GOB ha presentado esta mañana su balance sobre el año de Govern de Bauzá, en el critican “los argumentos perversamente utilizados para justificar el regreso a las políticas más agresivas contra el territorio como la necesidad de dinamizar la economía para crear puestos de trabajo en unas islas con más de 80.000 parados; la imposibilidad de hacer frente las indemnizaciones millonarias que se tienen que pagar “por culpa de la protección”; la diversificación económica del campo; y el hecho que la solución ya no pase por la inversión pública (Palma Arena, Palau de Congresos…) sino por la privada y que por lo tanto, hay que dar todas las “facilidades” a los inversores”.

Para el GOB el reflejo de este discurso, se ha concretado ya en una serie de actuaciones preocupantes desde el punto de vista de la preservación del territorio:

El impulso de proyectos singulares
Hoteles de lujo, puertos deporitivos, parques temáticos, nuevas urbanizaciones… Atraer la inversión privada para obtener ingresos a corto plazo, cueste el que cueste (protección, especulación, concesiones…) es la máxima aspiración de nuestros gobernantes para dinamizar la economía.

Las iniciativas legislativas desreguladoras
Para el GOB queda claro que todo lo que suene a protección estorba y esta es la premisa en la que trabajan los consellers de medio ambiente y territorio, Company y el de turismo, Delgado. El objetivo es someter la ordenación del territorio y la norma urbanística a los intereses privados y propios de dos personas que pervierten el discurso de la sostenibilidad para acercarse a posturas que fomentan la desregulación a la carta.

El regreso, todavía más, a politicas de movilidad poco sostenible
Quedan claras las directrices del gobierno, también asumidas desde el Consell de Mallorca, para volver a las políticas propias del partido de favorecer el transporte privado por carretera y el impulso de las infraestructuras asociadas para “generar riqueza” en detrimento de la continuación de las iniciativas vinculadas a mejorar las opciones y condiciones de uso del transporte público.

Mantenimiento e intensificación de la gestión insostenible de recursos naturales.
El Govern Bauzà ha parado la aprobación del Plan hidrológico al Ministerio, por presiones de los sectores sondistas y para revisar aquellos aspectos que representaban controles a la explotación de los recursos hídricos.

Espacios naturales
La situación de nuestros espacios naturales protegidos no está para celebraciones. Los usos mercantilistas de los espacios protegidos se imponen a los criterios de conservación y gestión.

En definitiva, para el GOB es evidente que las directrices políticas nos abocan a un nuevo impulso urbanizador, de desprotección de espacios naturales, de recuperación de proyectos de autopistas, de retroceso en los proyectos ferroviarios, a la vez que se intuye el fomento de operaciones especulativas y puramente financieras.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.