Bravo dice que llamar fascista a Bauzá entra en la dialéctica del juego político democrático

El presidente del Govern, José Ramón Bauzá, ha demandado al secretario general de UGT en Baleares, Lorenzo Bravo, y también al sindicato por atentar contra su honor con insultos como “fascista”, “prepotente”, “inútil” y “chulo”, vertidos en cinco actos públicos según consta en la demanda del Govern contra Bravo.

En la respuesta a la demanda que será registrada hoy ante el juzgado de Primera Instancia número 4, el abogado de Bravo niega que las expresiones atenten contra el honor de Bauzá, las justifica y las atribuye al “fragor del cruce dialéctico entre demandante y demandado”.

La demanda recoge frases de Bravo sobre Bauzá publicadas por la prensa como “es muy fascista este señor” o “lo que tiene que hacer es que vaya a menos fotos el menda este y echar más igualdad, más solidaridad, más integración y que se deje de hacer el gilipollas”.

En su respuesta, la defensa de Bravo pide que se desestime la demanda, alega que las expresiones responden “a la dialéctica del juego político democrático” y están “suficientemente justificadas y contextualizadas” y que el lenguaje utilizado tiene el objetivo de “enfatizar el mensaje y crear opinión”.

Cita una sentencia del Tribunal Supremo en la que dicta la prevalencia de la libertad de expresión respecto del derecho de honor en contexto de contienda política y en concreto pone como ejemplo que la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, también ha mencionado en varias ocasiones la palabra “fascista”.

Remarca que el uso del vocablo “fascista” por Bravo fue “a resultas de una provocación dialéctica de Bauzá”, que acusó en el Parlament a los agentes sociales de “poner la mano” y dijo que vivían de subvenciones; y en un acto en Menorca los calificó de “chupópteros” y “vagos”.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.