El puerto de Palma una oportunidad de cambio

Algunas ciudades españolas han tenido oportunidades de cambio gracias a la inversión pública por grandes acontecimientos internacionales, Barcelona, Sevilla, Madrid, Valencia o Zaragoza han podido renovar su oferta turística con un cambio de fisonomía, ahora Palma, y gracias a una iniciativa privada podría cambiar su principal escaparate, el puerto de Palma, y renovar su imagen totalmente.

El Puerto de Palma es el más grande de los cinco que gestiona la Autoridad Portuaria de Baleares situado delante del laberíntico casco antiguo y de su majestuosa Catedral de Santa María. Con estas características se va a llevar a cabo el proyecto “Palma Harbour Redesign” por la empresa Key Global formando un paraíso marítmo.

Proyecto

Actualmente la comunidad autónoma de las Islas Baleares se encuentra en una profunda crisis económica que dificulta la circulación financiera. Son muchas las medidas adoptadas para incentivarla pero ninguna ha hecho ningún efecto positivo. Con esta inversión “Palma Harbour Redesign” se pretende invertir en el Puerto de Palma para reactivar la economía apostando por mayores infraestructuras. Este proyecto fue presentado por la empresa Key Global.

Según presenta en su dosier esta iniciativa propone impulsar la reordenación del Recinto Portuario de la ciudad de Palma de Mallorca con el objetivo de conseguir la integración urbana con el fin de aumentar la competitividad optimizando sus instalaciones, desarrollando nuevas infraestructuras.

No debemos de olvidar que por la zona geográfica que ocupa Baleares, la actividad portuaria es uno de los motores económicas de la comunidad autónoma que ahora mismo había quedado en desuso. La actividad portuaria es fundamental en la generación de empleo (ahora con un indicador alto de paro). El Puerto de Mallorca planteará actividades comerciales e inversiones que respondan a las necesidades de la actividad económica con el objetivo de aumentar la renta y crear empleo.

En el proyecto se incluirá las pautas de intervención en las áreas del Portixol, playa de Can Pere Antoni, Moll Vell, Lonja de Pescadores, Astilleros de Mallorca, muelle de Pesca, muelle de San Pedro Pantalón, muelle Nuevo, muelle de Poniente, muelle de Paraires, muelle de Ribera en San Carlos y Dique de Oeste.

Este megaproyecto no solo tiene como fin la creación de empleo sino ser referentes en el vanguardismo portuario así como Cataluña y Valencia. Será un aliciente más para cambiar un turismo que no se caracterice de ser de “sol y playa” y aumentar el nivel turístico enriqueciendo la imagen de la isla juntamente a los ingresos. Este deseo no aumentará la deuda pública que se encuentra en las arcas públicas de Mallorca sino será financiado en su totalidad por empresas privadas.

Por ejemplo algunos de los servicios con los que se contará será: Terminal de llegada de cruceros, hotel y spa, marinas comerciales, centro de convenciones y centro comercial, marina club, oficinas, restaurantes y pitch and putt.

Las zonas verdes también serán unas de las prioridades. Se pretende una conexión entre terminal de cruceros y la salida de Palma por la autopista respetando las zonas verdes que figuran en el plano de a continuación:

Planificación económica

La inversión inicial para desarrollar el proyecto se cifran en casi dos millones de euros que se dividen en dos tipos de infraestructuras: las obras marítimas y las de edificación. Se estima que el proyecto podría tener una un coste de cinco años. La empresa podrá situar su inversión en equilibrio económico tras pasar 45 años mediante su explotación.

Se realizarán varias construcciones, en primer lugar un nuevo dique de protección, donde se situarán todas las actividades industriales, nuevos muelles y terminales en el Moll vell y Lonja destinados a cruceros y una extensa zona comercial-lúdica que permita integrar toda esta zona en la ciudad. Por último, al lado del club de Mar crearemos una Marina reservada a pequeñas esloras y barcos de chárter que contará con todos los servicios.

Definitivamente Palma harbor constará de :

Marinas deportivas (Moll Vell y La Lonja), remodelación muelle paraires, muelles para cruceros, edificios en la zona de la lonja, edificios e instalaciones en el moll vell (Centros comerciales, hoteles etc), edificios en la zona anterior al Moll Vell, varadero, zona astilleros y lonja de pescadores y una zona de carga, descarga y almacenaje industrial.

Las referencias que avalan el proyecto son las ya infraestructuras realizadas en el puerto de Cerdeña, Marruecos, Mar de Plata, aumentado de forma notable sus ingresos.

En definitiva se pretende potenciar la isla potenciando su principal ingreso como es la fuerza marítima y turística. Lo más destacable es que proporcionará más de cincuenta mil lugares de trabajo reactivando, a priori, de forma óptima la economía. Según el informe presentado, la creación de trabajo en 28 personas por millón de dólares invertido, esta cifra podría ascender has 65 mil empleados.. Actualmente es importante llevar a cabo este tipo de ideas porque el turismo en Mallorca había disminuido tanto su número como su calidad.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.