Un 43% de los españoles ha disfrutado en su primera experiencia sexual

“La primera vez”: más satisfactoria para los españoles que para las españolas, al menos eso se desprende de los datos recopilados en la tercera entrega del Informe Durex de Bienestar Sexual 2012, en la que un 43% de los españoles declara haber disfrutado en su primera experiencia sexual. En este dato tan positivo, de los más altos del mundo, sorprende la diferencia entre sexos, un 58% de los hombres quedaron satisfechos en su primera relación sexual mientras que solo un 30% de las mujeres se manifiestan en la misma línea.

Esta fase del Informe, que aborda la satisfacción y la educación, también indaga en los medios utilizados para obtener información sobre sexualidad. La encuesta revela que en nuestro país, consultar con amigos o compañeros sigue siendo la opción preferida para un 56% de la población, sin grandes diferencias entre hombres (58%) y mujeres (54%).

La segunda fuente de información elegida son los libros, con una ligera separación entre géneros: un 51% de las mujeres acuden a ellos cuando lo necesitan frente a un 40% de hombres que dicen hacerlo. Para un 35% de la población española, la tercera vía es la pareja, un 42% de las mujeres aseguraron que les gusta hablar e informarse con la pareja, aunque esta opción solo fue votada por un 28% de los hombres. Las revistas, con un 30%, e internet, con un 26%, son los siguientes medios elegidos. Sin embargo la escuela, una de las vías más seguras y recomendables, es la 8ª fuente de la que reciben información sobre temas sexuales los españoles.

Sobre la importancia de recibir una educación sexual correcta, en España el 81% de las personas entrevistadas considera que “una buena educación sexual ayuda a ser más responsable”. A medida que avanza la edad se refuerza esta opinión, aunque en el rango más bajo -de 25 a 34 años- también lo cree así un 75% de los encuestados. Una correcta información sobre cómo funciona el cuerpo humano y su respuesta sexual, hace que desaparezcan temores y que disminuyan creencias que pueden generar comportamientos poco responsables.

Al preguntarles si habían tenido acceso a esta educación más profesional, un 37% de los españoles declaró que no había recibido educación sexual formal, cifra ligeramente superior a la europea (30%). En este punto es notorio el contraste por edades: de 18 a 24 años solo un 3%, asegura no haber recibido educación sexual; de 25 a 34 años un 14%; de 35 a 49 años un 29%; de 50 a 64 años un 56% y, a partir de 65 años, un 62% declara no haber tenido acceso a ella.

El hecho de que las generaciones más jóvenes hayan podido informarse, nos confirma los avances de la sociedad española, que aborda la sexualidad como generadora de bienestar. En opinión de los expertos, la educación sexual aleja la culpabilidad y potencia los mensajes positivos que ayudan a vivir una sexualidad saludable en las diferentes etapas de la vida.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.