El PSOE denuncia la proliferación de micro-botellones en parques infantiles de Palma

El Grupo Municipal Socialista de Palma ha constatado la existencia de botellas, vidrios y restos de botellón en varios parques infantiles y plazas que impiden su utilización por parte de los niños y que representan un foco de suciedad y un riesgo para la seguridad. Así se ha podido comprobar en las diversas visitas realizadas por los concejales socialistas Virginia Abraham y Antonio Donaire a los parques de Son Quint y plaza Fleming y por las diversas denuncias ciudadanas a raíz de la publicación en internet de las fotografías de las visitas.

El PSOE denuncia que el fenómeno del botellón ha sufrido un desplazamiento hacia micro-botellones en las diferentes barriadas de Palma, de las que Son Quint y Fleming son sólo dos ejemplos, pero que vecinos y entidades han detectado y están denunciando.

La situación se complica dada la coincidencia de los micro-botellones con parques, zonas infantiles y plazas, lo que incrementa los problemas de convivencia en el mismo espacio público.

La concejal socialista Virginia Abraham denuncia la falta de mantenimiento y limpieza por parte del equipo de gobierno municipal, como demuestra el hecho de que los restos del botellón estén sin retirar durante días. “El Ayuntamiento de Palma ha de mantener el espacio público, los niños y niñas se encuentran cristales y botellas rotas, sin que haya una acción inmediata de limpieza” reivindica Abraham.

El Grupo Municipal ha mostrado su preocupación porque el Ayuntamiento de Palma no conozca las zonas afectadas por esta situación, lo que puede motivar el retraso en establecer mecanismos de seguridad y limpieza.

Por este motivo, el PSOE trasladará esta denuncia al plenario municipal del mes de julio, denunciando no sólo la existencia de micro-botellones dispersos en los parques y plazas públicas de las barriadas de Palma, sino también exigiendo al equipo de gobierno de Cort la programación de acciones de limpieza inmediata en aquellas zonas donde está detectado la existencia del problema.

Abraham explica que las prioridades: “primero detectar los microbotellots existentes para su control a través de la policía de proximidad y después, limpieza inmediata de las zonas afectadas”. En este sentido, la concejal pide la aplicación de la ordenanza reguladora del uso cívico de los espacios público para abordar la proliferación este nuevo fenómeno de los micro-botellones.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.