Valoran con un aprobado la actividad comercial del mes de junio

El comercio minorista de Mallorca ha dado al mes de junio una puntuación global de 5 sobre 10, lo que sitúa al pasado mes como el primero que aprueba la valoración de los comerciantes desde que agosto de 2011 obtuviese la misma nota, según PIMECO.

Así lo indica un barómetro que ha realizado la patronal entre los comercios de la confección, el calzado y los complementos de la isla, y en el que se establece que el mes analizado supera en cuatro décimas al mes precedente (4,6 en mayo de 2012) y en siete décimas al promedio de los últimos doce meses (4,3 p.).

Por lo que respecta a la comparativa interanual, junio presenta una mejora de tres décimas en su valoración (4,7 en junio de 2011), lo que se podría traducir en un incremento de la actividad comercial de aproximadamente el 6,38 por ciento.

También a nivel interanual, un tercio de los comerciantes encuestados (33 por ciento) afirma que sus ventas durante el pasado mes de junio fueron mejores que las registradas en el mismo mes de 2011, mientras que un 14 por ciento sostiene que estas no variaron y más de la mitad (53 por ciento) considera que empeoraron.

Respecto al pasado mes de mayo, el 60 por ciento del comercio tradicional mallorquín asegura que sus ventas en el mes analizado fueron mejores, un 27 por ciento cree que se mantuvieron estables y tan sólo un 13 por ciento dice que empeoraron.

Paralelamente, los datos desagregados por localidades revelan una notable diferencia de valoración entre Palma y el resto de poblaciones de la isla. Así, las ventas se incrementaron frente a mayo para el 70 por ciento de los comercios de la capital balear, mientras que en pueblos mejoró para un 50 por ciento.

Para PIMECO los datos de su barómetro, si bien mejores que en mayo y ligeramente mejores que en junio de 2011, siguen mostrando una clara retracción de las ventas y se sitúan por debajo de lo que cabría esperar de un mes en el que la temporada primavera-verano se encuentra en su cénit y en el que la afluencia de visitantes a Mallorca es significativamente más importante que en los meses precedentes.

COMPARTIR

1 Comentario

  1. Opinión: A mí, este psiquiatra, Miguel Lázaro Ferreruela, me trató con antidepresivos y antipsicóticos, y el resultado fue que a los varios meses desarrollé impotencia sexual, ausencia total de libido y apetito sexual, dolor muscular y en las articulaciones, aumento de peso, afrasia, incapacidad para trabajar, leer y pensar, depresión… Al final tuvé que quitarme la medicación porque de lo contrario hubiera muerto o vuelto loco. Al quitarme sus drogas desaparecieron todos los efectos adversos que he mencionado menos los sexuales que todavía persisten dos años y medio después de no tomar ya nada. Conclusión: A los cuarenta años estoy incapacitado afectiva-sexualmente de por vida, no puedo sentir nada, ninguna emoción afectiva-sexual. No podré tener pareja nunca más. Sin poder experimentar el amor para siempre. Soledad eterna. Éstas son las bondades de los psiquiatras y los psicofármacos: eficacia nula, todo marketing médico. Infórmense en la red sobre “disfunción sexual post-isrs” o mejor “post ssri sexual dysfunction” ¡CUIDADO HAY MUCHO SUICIDIO INDUCIDO POR PSICOFÁRMACOS, TODO ELLO VIENE EN LOS PROSPECTOS!

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.