De la Rosa encuentra más dificultades de las habituales en un Silverstone con lluvia

De nuevo la climatología ha marcado el ritmo en la segunda jornada del Gran Premio de Gran Bretaña con un entrenamiento libre en seco y la clasificación iniciándose con lluvia que ha empeorado a medida que pasaban los minutos. Por la mañana, el equipo ha hecho un trabajo contrarreloj para, en apenas una hora, realizar todas las pruebas necesarias para preparar la sesión de clasificación y la carrera de mañana en la única sesión hasta el momento celebrada en seco. Pero finalmente ha empezado a llover para la sesión de clasificación y todos los pilotos han salido enseguida y con neumáticos intermedios para marcar sus vueltas antes de que empeoraran las condiciones. Pedro de la Rosa y Narain Karthikeyan han aprovechado al máximo los minutos en pista para terminar en la 22º y 23º posición sin mayores contratiempos.

La incertidumbre referente a la climatología hace que la carrera a 52 vueltas de mañana se presente como un desafío todavía mayor para los equipos a la hora de definir sus estrategias y alcanzar la meta con garantías.

Pedro de la Rosa: “Probablemente esta haya sido la clasificación más difícil, porque no sabías lo que te ibas a encontrar. Por radio me preguntaban al final de la sesión si quería cambiar a neumáticos de secos y miraba al cielo y no sabía qué escoger porque había partes del circuito secas, otras mojadas… así que hemos seguido con intermedios y la estrategia ha sido tirar en cada vuelta como si fuese la última. En cuanto a la carrera de mañana no hay muchas opciones porque este es un circuito de carga máxima ya esté mojado o seco. Nosotros hemos usado una puesta a punto de suspensiones media, no muy dura, porque dudo mucho que sea una carrera cien por cien mojada o cien por cien seca, así que hay que ser flexible”.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.