Rajoy confirma más ajustes inminentes

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha dejado hoy claro que de forma inminente va a aprobar nuevos ajustes porque los considera totalmente necesarios, y ha urgido a la UE a que actúe, pase de las palabras a los hechos y haga realidad los acuerdos de la última cumbre de Bruselas.

Rajoy ha confirmado la llegada de nuevas medidas económicas en su intervención de clausura del campus de verano de FAES junto al presidente de esta fundación, José María Aznar, con quien se ha reunido media hora antes del acto en el que ambos han participado.

El jefe del Ejecutivo ha explicado que la situación requiere seguir adoptando durante todo este año medidas (“que algunos llaman recortes”, ha dicho) contra el déficit y más reformas estructurales y ha avanzado su inminencia.

“En las próximas fechas tomaremos decisiones para reducir el déficit público. Tenemos que volver a tomarlas”, ha confirmado Rajoy sin precisar el contenido de las mismas pero asegurando que sería una irresponsabilidad no hacerlo.

También ha avanzado reformas estructurales para julio y otras para más adelante, como la del sistema educativo.

Aunque no ha avanzado si en su comparecencia del próximo miércoles en el Congreso para hablar de las conclusiones del Consejo Europeo va a detallar alguna de esas medidas, fuentes del Gobierno han señalado que puede apuntar por dónde pueden ir las medidas que se aprobarán en las próximas reuniones del Consejo de Ministros.

Rajoy considera que está haciendo lo que debe y por ello ha pedido a la UE que actúe de la misma forma.

Después de una semana en la que los mercados no han reaccionado como se esperaba con España tras los acuerdos de la última cumbre del Eurogrupo, ha destacado la importancia de los mismos para el país y el hecho de que en ella se dejara claro el compromiso de irreversibilidad del euro.

Pero lo acordado en el Consejo Europeo ha dicho que se debe sustanciar ahora con acciones decididas para devolver la estabilidad a los mercados y fijar plazos para lograr una verdadera unión bancaria, una integración fiscal de las economías y presupuestos de la eurozona y una arquitectura institucional al servicio del interés general europeo.

“Lo que determinará el verdadero éxito de ese Consejo Europeo es que sus decisiones cuajen en realidades concretas y palpables y lo hagan de forma fácil, rápida y efectiva a los ojos de todo el mundo”, ha recalcado antes de subrayar: “Es hora de ponerse en marcha sin vacilar”.

En ese sentido, ha recordado que España y otros países de la UE han adoptado medidas “complicadas” y difíciles de adoptar en los últimos meses.

“Lo que procede -ha insistido- es que la misma energía y rapidez con la que muchos estados nacionales estamos tomando decisiones, la haya en las decisiones que tiene que tomar la UE”.

Ante las críticas por los ajustes, Rajoy ha subrayado que se trata de un objetivo nacional al que todo el mundo tiene que contribuir, momento en el que ha hecho un llamamiento a las Comunidades Autónomas para que hagan un esfuerzo aún mayor del que ya están haciendo para reducir su gasto público.

“Cuando se toman decisiones difíciles, esto que llaman recortes, ajustes, es porque hay que hacerlo”, ha asegurado el presidente, quien ha llegado a señalar que se trata de “una necesidad nacional y no queda más remedio hacerlo”.

Pero ha explicado que para mejorar la economía no sólo hay que hacer frente al déficit, sino afrontar reformas estructurales, que ha garantizado que va a seguir acometiendo “sin desmayo” aunque no tengan efectos a corto plazo.

En ese momento ha anunciado que será el próximo viernes cuando el Consejo de Ministros impulsará medidas importantes en el ámbito de la administración local para evitar duplicidades.

También ha avanzado un mecanismo para evitar la inflación normativa, la multiplicación de ventanillas y formularios, “el ensimismamiento competencial o la desmesura reglamentista”.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.