El PSOE denuncia que la reforma de la Ley de Dependencia pone en peligro a 20.000 personas en Baleares

El Grupo Parlamentario Socialista ha denunciado la estrategia del PP para acabar con el cuarto pilar del Estado del Bienestar, que consiste en “recortar los derechos y los servicios a los usuarios para favorecer la privatización del Servicio de Atención a Dependientes “.

El borrador del Real Decreto que hoy se discute en el consejo Territorial de la Dependencia es un ataque frontal a este servicio y “pone en peligro a 20.000 personas en las Islas Baleares”, denunció la diputada Conxa Obrador, en rueda de prensa.

La normativa introduce toda una serie de recortes, aumenta los copagos, hace pagar a los menores y modifica todo el sistema de pagos a los cuidadores familiares, lo que han elegido el 70% de los dependiendo de las Illes Balears. En concreto, en Baleares hay actualmente 10.260 personas que ya reciben la ayuda, 6.200 personas que tienen la dependencia reconocida pero aún esperan recibir una ayuda, y casi 4.000 dependientes moderados que no se podrán incorporar al sistema durante al menos un año. “Todos ellos y sus familias se verán perjudicadas por esta reforma privatizadora”, dijo Obrador.

El RD introduce medidas importantes que “asfixiarán a los dependientes y a sus familias”, explicó Obrador. En concreto, el artículo 8.6 permite a las CCAA tener en cuenta no sólo su renta sino también la propiedad de una vivienda a la hora de calcular el copago de una plaza residencial. Esto hará aumentar mucho el copago. Y luego, si el copago establecido es superior a la renta del beneficiario, se generará una deuda con la Administración que deberán pagar los herederos.

También se prevén fuertes subidas de los copagos para la prestación de servicios y ayuda a domicilio o centros de día y deberá pagarse la tele asistencia, hasta ahora gratuita. Los menores dependientes, que hasta ahora no pagaban por recibir atención, a partir de ahora pagarán, y sólo estarán excluidas del copago las personas con ingresos inferiores a los 400 euros, pero sí pagarán, por ejemplo las pensiones mínimas que reciben muchas mujeres viudas.

En la misma línea, bajan las cuantías económicas para los cuidadores familiares, que en Baleares supone el 70% del total. Además, los familiares cuidadores (mayoritariamente mujeres) se verán doblemente perjudicadas ya que se prevé revisar el sistema actual de alta en la seguridad social, poniendo en peligro su pensión de jubilación e incluso el acceso a la tarjeta sanitaria.

Obrador ha recordado que, en Baleares, ya hemos perdido 5 millones de euros que estaban destinados a financiar el desarrollo de la Dependencia en nuestra Comunidad Autónoma a través de los presupuestos generales del estado. El presupuesto autonómico no prevé ninguna partida para la realización de nuevas infraestructuras residenciales ni la concertación de nuevas plazas. Además, además, el PP de Baleares ha sido pionero en la privatización del servicio de ayuda a domicilio que gestionan los ayuntamientos, cobrando 10 euros por hora de ayuda.

El Grupo Parlamentario Socialista ha anunciado que mantendrá una oposición firme ante esta estrategia privatizadora, que quita derechos y prestaciones, y pretende eliminar el cuarto pilar del Estado del Bienestar. Obrador ha pedido también al presidente Bauzá que, cuando va a Madrid a reclamar lo que atañe a Baleares, no se olvide de los dependientes. “En esta ocasión, no se han mencionado”, añadió.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.