Manchado critica en el Senado la Ley que permite privatizar las televisiones públicas

El senador socialista por Mallorca, Antoni Manchado, criticó esta tarde en la Comisión de Industria, Energía y Turismo de la Cámara Alta, la reforma de la Ley General de la Comunicación Audiovisual propuesta por el Gobierno e incidió en la idea de apostar por una televisión pública marcada por la independencia y el pluralismo informativo.

Manchado comenzó su intervención respondiendo al portavoz del Grupo Popular, Alejandro Muñoz-Alonso, que señaló que el PP es el partido más grande de España. En este sentido, replicó que “la grandeza de un partido no se mide por el número de votos que pueda tener en un momento determinado porque esto, al fin y al cabo, es una cuestión cíclica”.

A continuación, explicó las enmiendas que su grupo ha presentado a la ley y resaltó la necesidad de aplicar criterios de austeridad, eficacia y eficiencia a las televisiones autonómicas respetando el derecho de que cada Comunidad Autónoma tenga uno de los canales de titularidad pública. “Queremos, puntualizó, que se compatibilice dicha eficacia y eficiencia con la transparencia y con el control de los fondos públicos aplicados”.

Antoni Manchado también abogó por aplicar la gobernanza democrática a las radios y televisiones autonómicas manteniendo la independencia y el pluralismo informativo y por mantener y asegurar que el proceso de gestión indirecta, de ayudar a las autonomías a ahorrar costes en los medios audiovisuales sea compatible con el hecho de la no concentración de los medios de comunicación. Por último, añadió que el Grupo Socialista entiende que hay que mantener el cumplimiento de la normativa europea de las ayudas públicas y defender la autonomía financiera de las Comunidades Autónomas.

Finalmente, el proyecto de Ley de modificación de la Ley 7/2010, de 31 de marzo, General de la Comunicación Audiovisual, para flexibilizar los modos de gestión de los servicios públicos de comunicación audiovisual autonómicos, remitida por el Congreso de los Diputados, fue dictaminado por la Comisión de Industria, Energía y Turismo y será elevado al Pleno extraordinario del Senado de la próxima semana para su ratificación. A su paso por la Cámara Alta, la citada ley ha sido objeto cuatro vetos presentados por el Grupo Socialista, el Grupo de la Entesa (2) y el Grupo Mixto y de 132 enmiendas (PSOE: 13, CiU: 2, Entesa: 67, G. Vasco: 4 y G. Mixto: 46). Durante el trámite en Comisión, el Grupo Mixto-IU decidió retirar el veto y las enmiendas que había presentado en un principio.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.