Sigue la guerra entre la Federación de Penyas y el presidente del Mallorca

El presidente del Mallorca Jaume Cladera y Llorenç Serra Ferrer hace tiempo que han iniciado una caza de brujas. Para intentar dar un Golpe de Estado y cambiar al presidente de la Federación de Peñas del equipo bermellón.

Es conocida la intención de Cladera de querer colocar a Miquel Mesquida, máximo representante de la Penya Barralet, al frente de la Federación. Miquel Barralet, así se le conoce entre el mallorquinismo, es muy afín a las ideas de los actuales máximos mandatarios. Y parece que el club está maniobrando para que Rafel Martorell deje su silla en favor del presidente de la Peña Barralet. Así nos lo aseguran desde la propia Federación de Peñas.

Para que Barralet y los suyos puedan tener la máxima información de todos los socios del Mallorca. Presuntamente algún miembro del club les ha filtrado los datos personales de todos los peñistas, vulnerando gravemente la ley de protección de datos. Parece ser que por este hecho dos socios han denunciado al Real Mallorca. Si finalmente se demuestra que se ha vulnerado dicha ley, el denunciado se enfrentaría a una multa de 600 euros, si se considera una infracción leve y de 600 mil euros, si se considera una infracción muy grave. Además de una pena de 4 a 6 años de cárcel.

Las peñas también han pedido al club que deje de regalar tantas entradas para ver los partidos o sino muchos de ellos no renovarán su carnet.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.