Fin de semana para olvidar para Luis Salom en Mugello

Este domingo se ha celebrado en el Circuito de Mugello la novena prueba del Campeonato del Mundo de Motociclismo, una carrera que no ha deparado para el mallorquín Luis Salom los resultados que esperaba. Una fuerte caída en la segunda sesión de libres condicionó la clasificación, en la que debido a sus magulladuras sólo consiguió clasificarse en la novena posición de la parrilla de salida. Y para completar un fin de semana aciago para el piloto del RW Racing GP, en la carrera del domingo se ha caído en la segunda vuelta, tras tocarse con otro piloto. Ha sido un fin de semana para olvidar.

En el WarmUp Salom había conseguido rebajar los tiempos de la clasificación, parando el crono en 1.59.088, cuarto mejor registro y que le hubiera situado en la misma posición en la QP. Era un buen presagio de cara a la carrera, ya que con este ritmo podría seguir luchando por los puestos de honor. Pero tras dos giros al trazado italiano, un piloto golpeó por detras a Luis, dejando inutilizada la palanca del freno trasero. Sin poder frenar como hubiera querido, el mallorquín entró muy rápido en la siguiente curva golpeando a su vez a Moncayo, yéndose los dos al suelo.

A pesar de lo decepcionante que ha sido este gran premio, Luis Salom sigue ocupando la tercera plaza del campeonato. Ahora vienen cuatro semanas de descanso, ya que la próxima carrera de Moto3 será el 19 de agosto, en el circuito de Indianápolis, uno de los preferidos de Luis.

Luis Salom: Mi salida no fue perfecta, pero tampoco estuvo mal. No quería correr riesgos al principio de la carrera y decidí permanecer en el grupo durante las primeras vueltas, siempre que se mantuviera el contacto con los pilotos de cabeza. Pero el problema de ir en un grupo tan grande es que siempre hay algún piloto que va más rápido de lo que puede ir. Alguien me golpeó en la recta y levantó la palanca del freno trasero. Tuve que bajarla, pero mientras lo estaba hacíendo llegó la curva, y aunque entré muy rápido no habría sido ningún problema, pero Moncayo cerró la puerta, y como no pude frenar correctamente nos fuimos los dos al suelo. Lo siento mucho por Moncayo, no tuvo ninguna culpa pero yo no pude hacer nada. Estoy bien, no me he lastimado demasiado y todavía estoy tercero en el campeonato. He perdido muchos puntos, pero me doy cuenta de que todavía todo es posible.”

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.