Dimite el Delegado del Gobierno en Baleares implicado en un caso de corrupción

El delegado del Gobierno en Baleares, José Mª Rodríguez ha dimitido a causa de una investigación judicial por supuesta corrupción cuando era conseller de Interior en el Govern de Jaume Matas entre los años 2003-2007.

Rodríguez presenta su dimisión, porque se está cuestionando que él utilice la Guardia Civil para su propia defensa y, en este sentido, ha indicado que no quiere que nadie piense que está manipulando.

La Guardia Civil investiga por orden del juez Castro, los contratos que el departamento autonómico dirigido por Rodríguez formalizó durante el mandato de Matas con la empresa de publicidad Over Marketing, relacionada con la trama Gürtel, el juez Castro indaga en esta pieza secreta el supuesto pago irregular de dinero de varias consellerias del ejecutivo autonómico del PP a la agencia de publicidad.

Rodríguez en su declaración ante los medios ha manifestado como principal causa de su dimisión que “existen circunstancias personales que creo que pueden menoscabar mi utilidad de servicio al Gobierno que represento”.

Rodríguez ha destacado que “toda mi vida he tenido vocación de servicio público, y en los cargos que he tenido la oportunidad de ejercer en mi dilatada carrera política, he intentado mejorar las condiciones de vida de los ciudadanos y poner toda mi experiencia al servicio de los mismos”.

“A pesar de ello -continúa- me siento cuestionado en estos momentos por las diferentes informaciones aparecidas en los medios de comunicación sobre mi persona, que hacen que se ponga en duda mi capacidad para ejercer mis funciones”.

El hasta esta misma mañana Delegado del Gobierno ha destacado, además, que “siempre he defendido lo que siempre he defendido, y es que la representación de los ciudadanos debe ejercerse sin la sombra de la duda o la sospecha. Y por este motivo, considero que, en las actuales circunstancias, puedo perjudicar más que beneficiar, tanto al gobierno que represento como a los ciudadanos a los que deseo servir”.

José María Rodríguez, que ha manifestado que no ha hablado con ningún miembro del Gobierno central sobre este asunto, aunque sí con el presidente regional del partido y presidente del Govern, José Ramón Bauzá, ha informado de que se ha tratado de una “decisión meditada, pienso que incluso injusta, pero creo que, a pesar de injusta, me va a permitir una mayor libertad a la hora de defender lo que yo no cuestiono, que es mi inocencia”.

“Habrá tiempo para que se haga justicia y que ambos, la justicia y el tiempo, me den la razón en lo que yo sé y estoy hoy convencido, que tengo mi conciencia tranquilla y que siempre he actuado bajo la ética profesional” ha continuado.

El presidente del PP de Palma, que ha querido dar las gracias al presidente del Gobierno por su nombramiento como Delegado el pasado mes de diciembre, ha querido finalizar dirigiéndose a los ciudadanos: “quiero dirigirme a los ciudadanos en general y a los afiliados de mi partido en particular, para decirles que tengan la confianza y la garantía de que nunca tendrán que avergonzarse de mi actuación pública, porque siempre la ley ha regido mi comportamiento”, ha apostillado.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.