El sector de la construcción de Baleares es el que más tarda en pagar a sus proveedores

Las empresas del sector de la construcción son las que presentaron unos plazos de pago a proveedores más dilatados en Baleares durante 2010. Según el estudio “La Morosidad de las Empresas en España”, elaborado por la Plataforma Multisectorial contra la Morosidad (PMcM) a partir de los datos de 13.000 empresas depositados en el Registro Mercantil, los pagos de las organizaciones de este ámbito alcanzaron los 198 días en esta comunidad.

En lo que se refiere al resto de grandes sectores de actividad, en la región balear los plazos de pago del sector privado a sus proveedores se situaron en el sector servicios en 110 días y en industria 72. De media en Baleares, el plazo de pago a proveedores por parte de las empresas fue de 112 días, frente a los 85 que establecía la Ley para ese año 2010.

En este sentido, Rafael Barón, presidente de la PMcM, entidad impulsora de la Ley 15/2010 de Lucha contra la Morosidad en las Operaciones Comerciales, ha alertado que en el año en curso el límite está fijado en nuestro país en 75 días y que en 2013 la Directiva Europea nos exigirá pagar en un máximo de 60 días. Asimismo, ha añadido que “se hace más que necesario exigir ya el cumplimiento efectivo de la Ley española e implementar las medidas previstas en la misma, entre otras, la creación del Observatorio de la Morosidad”.

Del análisis de la PMcM por comunidades autónomas y sectores, se extrae la conclusión de que en todas las regiones españolas las empresas del sector de la construcción son las que presentan unos plazos de pago más largos.

Respecto a las empresas del resto de sectores, existe una gran variabilidad en el plazo medio de pago dependiendo de la región. Por ejemplo, “aunque Navarra (69 días) y Cantabria (77) tienen los mejores promedios en general, las empresas de estas comunidades no son las mejores pagadoras en todos los sectores, y lo mismo sucede con las dos peores comunidades globalmente, esto es, Madrid y Andalucía, con 120 y 119 días respectivamente”, explica Barón.

Mejores plazos de pago en el norte

En términos generales, las empresas de las comunidades autónomas de la mitad norte peninsular presentan mejores plazos medios de pago que las del sur. De este modo, las regiones con el sector privado mejor pagador son Navarra (69), Cantabria (77), y Aragón (79), mientras que las que más dilatan sus plazos de pago son Madrid (120), Andalucía (119) e Islas Baleares (112).

Las empresas del resto de CC.AA. presentaron los siguientes plazos de pago a proveedores: Castilla-La Mancha (83); Comunidad Valenciana (90); Galicia (90); La Rioja (91); Asturias (95); País Vasco (95); Cataluña (96); Islas Canarias (105); Murcia (107); Castilla y León (108); y Extremadura (110).

Pagos por sectores y CC.AA.

Atendiendo a la segmentación por sectores de actividad, las comunidades con menores plazos de pago en las empresas del sector primario son Madrid (18), Cataluña (34), Navarra (43) y Comunidad Valenciana (45), mientras las peores son Galicia (122), País Vasco (122) y Asturias (105).

En el sector industrial, las comunidades con empresas mejor pagadoras son Navarra (57), Asturias (64), Cantabria (64), Madrid (67) y Aragón (67), mientras las que tienen plazos más largos son Murcia (118), Castilla-La Mancha (110), Andalucía (92) y La Rioja (92).

Por su parte, en el sector de la construcción destacan con plazos más pequeños las empresas de La Rioja (139) y Cantabria (176), mientras que los peores plazos medios de pago los tiene el sector privado de Madrid (293), Asturias (285), Cataluña (262) y Extremadura (256).

En el sector servicios, los plazos más cortos corresponden a las empresas de Castilla y León (56), La Rioja (59) y Castilla-La Mancha (69); con los plazos más largos figura el sector privado de Madrid (123), las Islas Canarias (113) y Baleares (110) y País Vasco (106).

Propuestas para erradicar la morosidad

Desde que se inició la crisis, la PMcM estima que de unas 500.000 empresas que han desaparecido (200.000 pymes y 300.000 autónomos), un tercio ha sido debido a la morosidad.

Para acabar con esta lacra, el portavoz de la PMcM, Antoni Cañete, propone, “además de la creación del Observatorio de la Morosidad (que permitiría conocer con rigurosidad el comportamiento en los pagos); crear un régimen sancionador con multas de hasta 900.000 euros; implantar medidas no coercitivas de intermediación extrajudicial como la figura del mediador, que tanto éxito cosecha en Francia; y la aplicación del criterio de caja en el devengo del IVA de pymes y autónomos. Esta última se trata de una medida que el Gobierno prometió en campaña electoral y que ahora retrasa alegando problemas técnicos rechazando de este modo la proposición de Ley presentada recientemente por CiU”.

“La PMcM ha trasladado estas propuestas al Gobierno y a los partidos políticos y esperamos poder empezar en breve la ronda de reuniones para debatirlas y poder entrar en detalles”, manifiesta Cañete.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.