Munar condenada a 5 años y 6 meses de prisión

La Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Palma ha hecho pública la sentencia del denominado caso Maquillaje, un procedimiento que investiga el uso indebido de fondos públicos por parte de Unió Mallorquina al frente del Consell de Mallorca, y del que todavía están pendientes varias piezas. El fallo condena a la ex presidenta de UM, el Consell y el Parlamento balear, Maria Antònia Munar, a cinco años y medios de cárcel por los delitos de negociaciones prohibidas, malversación, fraude, falsedad y prevaricación.

La sentencia condena también al ex vicepresidente de UM, Miquel Nadal, a dos años, siete meses y quince días de prisión por los mismos delitos. Otras cinco personas son condenadas y tres de los acusados son absueltos.

La sentencia es recurrible en casación ante el Tribunal Supremo. SENTENCIA COMPLETA CASO MAQUILLAJE

Munar ha sido condenada por un delito de de malversación continuada -como autora- en concurso medial con los delitos continuados de prevaricación -en concepto de autora-, de fraude a la administración -como inductora- y de falsedad en documento oficial -como cooperadora necesaria-.

A Miquel Nadal se le condena por el delito de negociaciones prohibidas, al que se le condena en concepto de autor, con la concurrencia de la atenuante analógica muy cualificada de confesión, -por el delito continuado de malversación de caudales públicos, en concurso medial con el delito de prevaricación continuada -en concepto de coautor sucesivo-, del delito de fraude a la Administración -en concepto de inductor- y del delito continuado de falsedad en documento oficial -en concepto de cooperador necesario- en concurrencia con la atenuante analógica muy cualificada de confesión.

Por otro lado los gestores de Video U, Oliver, Rullán y Almiñana son condenados por el delito de negociaciones prohibidas en concepto de cooperador necesario e inductor, teniendo en cuenta su condición de “extraneus” y la concurrencia de la atenuante analógica muy cualificada de colaboración, y la simple de reparación del daño (que supone la rebaja en dos grados de la pena fijada para el tipo en abstracto), la pena de cuatro meses y quince días de multa a razón de 8 euros de cuota diaria e inhabilitación especial para el ejercicio de empleo o cargo público por tiempo de cuatro meses y quince días (en este caso, igual que en el anterior, se rebaja la pena que, al respecto, instaban las acusaciones por entender que la rebaja en dos grados así lo exige). -por el delito continuado de malversación en concurso medial con el delito de prevaricación continuada, fraude a la administración continuada y falsedad docuemntal continuada, la pena de un año y tres meses de prisión e inhabilitación absoluta por tiempo de dos años.

Margarita Sotomayor, la que fuera Directora de Comunicación del Consell también ha recibido una fuerte condena por el delito de malversación continuada -en concepto de cooperadora necesaria- en concurso medial con falsedad en documento oficial -en concepto de autora-, fraude a la administración con carácter continuado -en concepto de autora- y prevaricación continuada -en concepto de cooperadora necesaria-, todos en continuidad, se la ha condenado a la pena de cinco años de prisión e inhabilitación absoluta por tiempo de nueve años.

Alfredo Conde que fue director de Ona Mallorca ha sido condenado por el delito continuado de malversación de caudales públicos, en concepto de inductor, en concurso medial con falsedad continuada en documento mercantil, en concepto de autor, prevaricación continuada y fraude continuado a la administración, ambos en concepto de autor, la pena de tres años de prisión e inhabilitación absoluta por tiempo de seis años.

En concepto de responsabilidad civil, los anteriormente condenados responderán, conjunta y solidariamente, de la indemnización a favor del Consell Insular de Mallorca por valor de 240.000 euros (cuantía de la que se deberá deducir los 120.000 euros que los acusados Oliver, Rullán y Almiñana consignaron judicialmente antes del inicio del juicio oral).

La sentencia absuelve ELISABET DIEGUEZ ANDRES, a MIGUEL SARD VICENS y a VÍCTOR FRANCISCO GARCÍA GONZÁLEZ.

La sentencia detalla la trama urdida en 2004 por Munar, expresidenta del Parlament balear y de Unió Mallorquina, y Miquel Nadal, que vicepresidía el Consell, para otorgar el dinero público a la productora Vídeo U, que adquirieron ambos mediante testaferros.

La sala considera probado que, tal y como confesó Nadal en el juicio, Munar le dio 300.000 euros en metálico el día antes de la compra de la mitad de Vídeo U, una operación que hicieron a través de dos personas de confianza de ambos: un amigo de Nadal y el marido de una prima de la expresidenta.

Munar y Nadal se hicieron en 2004 con la empresa para conseguir una licencia de TDT y fundar así una televisión afín a UM, pero como no lo consiguieron se dedicaron a concederle fondos públicos, hasta un total de 3,8 millones de euros del Consell entre 2004 y 2007.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.