El PSOE impulsa que el catalán sea un requisito en todos los ayuntamientos de Balears

El PSIB-PSOE presentará mociones en todos los ayuntamientos de las Illes Balears y en los Consells Insulares para que el catalán sea un requisito para los trabajadores municipales y así garantizar el derecho de la ciudadanía a ser atendido en cualquier de las dos lenguas cooficiales.

Así lo ha anunciado el secretario de Política Municipal del PSIB-PSOE, Xisco Miralles, quien ha informado de la campaña que se pone en marcha en todos los consistorios para la defensa del catalán y contra el ataque que ha protagonizado el PP con la modificación de la ley de Función Pública.

Miralles ha explicado que el objetivo de las mociones es hacer que los ayuntamientos definan todos los puestos de trabajo de la corporación como de atención al público y así hacer que el catalán sea un requisito. El dirigente socialista ha defendido la utilización de esta vía para garantizar la no eliminación del catalán en la administración municipal como pretende el PP y ha animado a todos los ayuntamientos a apoyarla.

El alcalde de Algaida ha explicado que el ataque del PP al catalán es “una decisión ideológica”, que no tiene nada que ver ni con el ahorro ni con el cumplimiento de promesas electorales porque “ya nos gustaría que cumplan otras como la no subida de impuestos o no poner copagos ni recortar servicios públicos “. Miralles ha advertido, igualmente, no requerir el catalán a todos los trabajadores creará problemas importantes a los ayuntamiento, ya que los expedientes deberían hacerse por duplicado, en castellano y catalán, en caso de que puedan llegar a un funcionario que no entienda la lengua propia. “Esto supondría más gasto, más burocracia y más administración”, dijo.

La ley de modificación de la Ley 3/2007, de 27 de marzo, de la Función Pública de la Comunidad Autónoma de las Illes Balears, aprobada esta semana en el Parlamento con los únicos votos del PP, elimina en términos generales el requisito del conocimiento de la lengua catalana para acceder a la función pública, excepto en aquellos puestos de trabajo de atención al público. Esta exención, contemplada en la disposición adicional duodécima, letra e, abre la puerta para que los consistorios incorporen esta descripción de atención al público en todos los puestos de trabajo de su RPT (Relación de Puestos de Trabajo), dado que la mayoría tienen contacto entre el trabajador público y la ciudadanía, garantizando así la atención en catalán.

Las mociones que el PSIB-PSOE presentará en los ayuntamientos de las Illes Balears se insta a que la lengua catalana será requisito para el acceso a la administración municipal de esta Corporación, incorporándolo a la RPT del Ayuntamiento así como que se tendrá en cuenta a la hora de convocar pruebas de acceso para un puesto de trabajo en esta administración.

Xisco Miralles ha defendido la utilidad de esta iniciativa política como rebeldía al ataque que el PP ha iniciado contra una de las lenguas cooficiales de las Islas Baleares. El dirigente socialista ha lamentado la obsesión del presidente Bauzá contra el catalán y la ruptura del consenso lingüístico que ha habido en nuestra comunidad autónoma los últimos veinte y cinco años por parte del PP.

El Consell de Mallorca presentará esta moción en su pleno del jueves de la semana que viene, y los diferentes ayuntamientos lo harán en los plenos que se vayan convocando a lo largo del verano.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.