Fallece Gregorio Peces-Barba, uno de los padres de la Constitución

Gregorio Peces-Barba, ex presidente del Congreso de los Diputados con el PSOE y uno de los padres de la Constitución, ha fallecido a los 74 años esta mañana en el Hospital Central de Asturias, en Oviedo, donde llevaba ingresado desde el pasado 16 de julio, debido a una insuficiencia renal complicada con una cardiaca.

Tras cursar el bachillerato en el Liceo Francés de Madrid, se licenció en Derecho en la Universidad Complutense de Madrid y se doctoró cum laude con una tesis sobre el pensamiento social y político de Jacques Maritain. En la universidad de Estrasburgo obtuvo la licenciatura de Derecho comparado.

De vuelta a España, participó, entre 1963 y 1975, como abogado defensor en numerosos procesos ante el desaparecido Tribunal de Orden Público (TOP) y en varios consejos de guerra, distinguiéndose en su defensa de los derechos humanos y de la democracia como forma de gobierno para España. Su actividad como jurista le costó en 1971 ser detenido por la policía franquista y suspendido del ejercicio de la abogacía durante varios meses. Simultaneó su actividad como abogado con la de profesor de Filosofía del Derecho.

En 1963 participó en la fundación, junto con otros intelectuales como Joaquín Ruiz-Giménez, de la revista Cuadernos para el Diálogo. Cuando éste funda posteriormente Izquierda Democrática, un grupo de orientación democristiana, Peces-Barba se une a él.

En 1972 se afilió al Partido Socialista Obrero Español (PSOE), aún en la clandestinidad. Diputado por Valladolid en 1977, fue uno de los redactores de la nueva Constitución Española, aprobada en referéndum el 6 de diciembre de 1978. Reelegido diputado en 1979 y en 1982, fue elegido presidente del Congreso de los Diputados (18 de noviembre de 1982) con 338 votos a favor, 8 en blanco y ninguno en contra.

Ostentó el cargo sólo durante esa legislatura (1982-1986), puesto que en 1986 decidió no volver a presentarse como candidato a diputado y regresar a la vida académica. A partir de entonces, centró sus esfuerzos en la creación de la Universidad Carlos III, con el propósito de crear una universidad pública de calidad en los municipios del sur de Madrid (Getafe y Leganés) y en el de Colmenarejo, inaugurado posteriormente y situado en la villa del mismo nombre, al oeste de la ciudad de Madrid. Presidió en junio de 1989 la comisión rectora de la universidad, siendo elegido su primer rector. Fue reelegido varias veces, ocupando hasta abril de 2007 dicho cargo.

El 17 de diciembre de 2004 fue nombrado alto comisionado para el Apoyo a las Víctimas del Terrorismo por el Consejo de Ministros. Se trataba de un cargo de nueva creación, con rango de secretario de Estado, que debía coordinar la acción de varios ministerios.

Durante esa etapa sufrió fuertes críticas por parte del PP y de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), siendo acusado de haber representado al gobierno y no a las víctimas, fundamentalmente por no asistir a algunas manifestaciones convocadas por la propia AVT. Peces-Barba argumentaba que, por pura coherencia, su cargo le impedía manifestarse en contra del propio gobierno del que formaba parte y de su propia persona. Además afirmaba que por su cargo de coordinador no debía tomar partido por unas víctimas solamente, y por ello sólo iría a convocatorias unitarias.

El 8 de septiembre de 2006 el Consejo de Ministros le cesó de este cargo por deseo propio y le otorgó la Gran Cruz de la Real y Muy Distinguida Orden Española de Carlos III. El cargo de Alto Comisionado se eliminó. El 14 de enero de 2008 celebró su lección jubilar titulada ‘Reflexiones sobre la Justicia y el Derecho’ en la Universidad Carlos III.

En noviembre de 2010 Gregorio Peces-Barba recibió el premio jurídico Pelayo, entregado por el Rey Juan Carlos.

Este 24 de julio de 2012 ha fallecido tras haber ingresado de urgencia días antes en el Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA) de Oviedo, aquejado de una insuficiencia renal complicada con otra cardíaca.

En el momento de morir era catedrático de filosofía del Derecho y miembro de la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas, era soltero y tenía un hijo adoptado en 1986.

El PSOE ha expresado hoy su más profundo pesar por el fallecimiento de Gregorio Peces Barba.

El Secretario General, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha lamentado, en su cuenta de Twitter, la pérdida del que ha definido como “padre de la Constitución; magnífico socialista y sobre todo, un gran maestro”.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.